Enviar
Tiendas por departamentos luchan por categorías y precios
Mercado “retail” se calienta
Nuevos competidores agitan mercado nacional

La creciente competencia en el sector retail, combinada con un año todavía duro para la economía nacional, está obligando a las tiendas por departamentos a desarrollar nuevas estrategias, incluido el énfasis de categorías específicos, así como una guerra de precios.
Es evidente que muchas de las llamadas tiendas por departamentos están buscando nuevas estrategias (se trata de las que venden al menos cuatro categorías de productos, y que le dan un servicio personalizado al cliente).
El mes pasado, el grupo Universal anunció una reorganización, por un lado decidió cerrar algunas tiendas satélites, y por otro, abrir dos nuevas más grandes, así como hacer un refrescamiento de su logotipo.
En parte, las empresas “retail” con mayor trayectoria en el país, están enfrentando más competencia que nunca, mientras los consumidores en muchos casos han estado limitando sus gastos, en una economía que no se ha recuperado totalmente todavía.
En lo que a la competencia se refiere, han incursionado en el mercado Almacenes Simán, de origen salvadoreño, y con operaciones en casi toda la región, que inauguró su primera tienda costarricense en noviembre de 2009; además, la adquisición de Hipermás por el gigante Walmart, ha permitido la expansión de esta cadena, incluida la apertura de la bodega de Escazú en 2007.
Otro fuerte competidor es Aliss, con sede en Venezuela, que actualmente opera dos tiendas, una en el sector del este y otra en Escazú.
“Evidentemente la competencia entre las llamadas tiendas por departamentos es cada vez más intensa”, comentó Christian Caldwell, Director Regional Creativo de la agencia publicitaria JWT.
A esas tendencias se suma el hecho de que hay muchos más negocios, sean detallistas especializados como Office Depot, Toys, y Carrión, o boutiques, como los de la Fase Cinco de Multiplaza así como de Avenida Escazú, todos inaugurados a finales del año pasado.
Está también Pequeño Mundo, con una operación bastante básica, tipo almacén; sin embargo, ha crecido en los últimos años bajo el concepto de precios bajos.
En términos de enfoque, Universal se orienta en buena parte a los jóvenes con una fuerte presencia de juguetes, artículos escolares y libros entre otros productos, con la expectativa de que el resto de la familia haga sus compras ahí.
Mientras tanto Aliss enfatiza una gran gama de ropa de buena calidad así como muebles, a precios cómodos.
Por su parte, Simán cuenta con una amplia oferta de ropa y artículos de hogar de alta calidad.
En cambio, Hipermás contiene dentro de la tienda un gran supermercado, al considerar que quienes llegan a comprar la comida podrían aprovechar una gran variedad de productos de otro tipo.
“En este próximo paso de la evolución comercial existen múltiples perfiles de consumidores, y cada perfil opera con múltiples ocasiones de compra, con múltiples necesidades”, dijo Mark Denton, gerente general de la consultoría MTZ Lalonde Asociados. “El poder segmentar y responder a esta diversidad marcará el paso hacia el éxito”.
Aunque sean negocios segmentados, hay un traslape en varios casos con la gama de productos ofrecidos en la tiendas por departamentos.
“La competencia es por categorías. Por lo tanto, la superposición de la clientela es grande: una misma persona puede ser cliente de varias tiendas. Esto genera una agresiva competencia por tráfico de personas, por lo cual se emplean estrategias para la atracción de clientes a las tiendas utilizando promociones o categorías gancho”, dijo Ricardo Destarac, socio de la consultoría Synergy.
Todas estas tendencias se evidencian en un entorno económico complicado, el cual intensifica la lucha para atraer a los consumidores.
“La competencia de las tiendas por departamentos tiende a ser cada vez más fuerte, por el hecho de que todos recurren a promociones de precio y valores agregados; el público se convierte en cazador de gangas y de otra forma pospone su decisión”, comentó Luis Gabriel Castro, gerente general de la agencia de relaciones publicas Porter Novelli.


Ver comentarios