Enviar
Auge en ocupación e indicadores económicos son señales que llenan de optimismo al sector
Mercado inmobiliario comercial augura buen 2011
Ocupación alcanzó el 90% en los desarrollos creados para clase media y alta en 2010

Todo parece indicar que el año entrante será positivo para los desarrolladores de bienes inmuebles comerciales.
Partiendo del estable comportamiento que ha tenido el sector durante el último año y de mejoras en los indicadores económicos sobre la situación actual, varios analistas del sector se atrevieron a augurar un buen 2011.
La primera señal que hace pensar en mejores tiempos al sector inmobiliario la percibe en el Indice de Confianza del Sector Comercial, el cual en setiembre se mantuvo por arriba del nivel crítico por cuarta vez consecutiva, demostrando que los comerciantes mantienen confianza, pese al estancamiento en la economía de los últimos meses.
“Este es un excelente indicador para predecir cómo estará el mercado comercial, porque toma en cuenta en su evaluación aspectos como las ventas, el crédito, la inversión y la rotación de inventarios, entre otros”, comentó Danny Abarca, director de Inteligencia de Mercado de Colliers International en Costa Rica.
Adicionalmente, la alta ocupación del sector en el último año y su estabilidad, son nuevos signos de un buen futuro. A julio se había logrado ocupar el 90% de los inmuebles, en tanto que la tasa de disponibilidad en el mismo mes fue de tan solo un 3%.
“Hemos estado viendo un aumento en la ocupación, mayoritariamente en los últimos dos meses en todas las clasificaciones, A, B y C”, comentó Gabriel Calvo, consultor de NAI Costa Rica.
Los expertos en bienes raíces aseguran conocer de grandes proyectos comerciales que se construirán el año entrante, tanto adentro como fuera de la Gran Area Metropolitana, incluyendo un mall y varios pequeños centros comerciales en el Este y Norte de San José.
La extensión de plazas de tipo conveniencia o “neighborhood centers”, es decir aquellos comercios que por lo general cuentan con un supermercado de formato pequeño como tienda ancla, y cuyos establecimientos buscan atender las necesidades de las zonas residenciales aledañas, aumentarían durante los próximos nueve meses de 5 mil a 6 mil metros cuadrados.
Justamente los altos niveles de pre-arrendamiento que ya experimentan estos proyectos por construirse, es otro indicador de que la ocupación durante el año entrante se mantendrá igual o mejor que en este.
Otro motivo de optimismo es el Indice Mensual de Actividad Económica (IMAE), el cual no solo registra números positivos desde principios de año sino que además va en crecimiento. En enero este rubro presentaba un 1,30 y en julio —última cifra dada a conocer por el Banco Central— era de 3,79.
Esto a pesar de que en términos generales este índice ha disminuido en el transcurso del año.


Ver comentarios