María Luisa Avila

Enviar
Jueves 19 Enero, 2012


Tricotomía
Mensaje pro salud

La obesidad no es un asunto de estética, es un asunto de salud. Está demostrado que trae serias consecuencias que redundan en una reducción de la esperanza y de la calidad de vida. La obesidad es uno de los factores de riesgo que con mayor frecuencia se asocian a diabetes, hipertensión, accidentes cerebro-vasculares, problemas articulares y óseos, pancreatitis.
Recientemente la obesidad mórbida se relacionó con una mayor incidencia de muerte y complicaciones ante la infección por el virus de la influenza AH1N1.
Las etapas de crecimiento rápido como la niñez y la adolescencia son primordiales para la salud del adulto; los que fueron obesos en estas etapas tienen una mayor tendencia a serlo en la adultez, y con mayores dificultades para reducir su peso con ejercicio y con dietas.

El reglamento para las sodas y colegios públicos que el Ministerio de Educación y el de Salud han promulgado tiene como finalidad ofrecer opciones más saludables de alimentación a los estudiantes, regular dentro de un ámbito cerrado lo que nuestra niñez está consumiendo; envía un mensaje claro en pro de la salud.
Corresponderá a los padres de familia sumarse a la iniciativa y también incentivar las buenas prácticas nutricionales en sus hogares y hacerlo parte de su rutina diaria.
Ser delgados no nos protege de complicaciones si nuestros hábitos alimentarios no son saludables, un peso normal no es indicativo de buena salud.
Sin duda no hay alimentos buenos o malos, son los hábitos los que los convierten en inadecuados. De ahí que el nuevo reglamento va acompañado de educación, estímulo a la actividad física, para impulsar una nutrición integral.
Costa Rica enfrenta un serio problema sanitario con las enfermedades crónicas no transmisibles, y acciones como está son fundamentales para revertir y reducir el impacto negativo en el sistema de salud.
Simples medidas: alimentación sana, ejercicio, reducción en la exposición al tabaco y los rayos ultravioleta, pueden reducir en 2/3 partes la incidencia de cáncer.
Cambiar paradigmas y luchar contra intereses económicos no es fácil, pero con consenso, convencimiento, educación y sobre todo conciencia lo podemos lograr.

María Luisa Avila