Enviar
Con Sumo
Mejores obsequiadores

Carmen Juncos
[email protected]

Podría ocurrir que los cambios de hábitos que se han generado en los costarricenses debido a la crisis económica, nos conviertan en mejores consumidores y, si vamos a hacer regalos para Navidad, en mejores obsequiadores.

Tal vez se pregunten, con toda razón, por qué digo esto.
Lo de mejores consumidores es porque según publicó este periódico parece que este año muchos piensan guardar su aguinaldo o al menos una parte de él. Un cambio interesante porque la costumbre más generalizada era gastarlo todo y muchas veces hasta endeudarse para las fiestas de fin de año.

Pero lo de mejores obsequiadores lo digo porque si la crisis nos pondrá a pensar un poquito más a la hora de hacer compras, sería toda una oportunidad para reflexionar también qué nos mueve cuando adquirimos un regalo.

Más allá de que la razón principal es agradar a quien lo recibirá, habría que ver en qué se piensa al comprar: si en lo que más le gustará a quien reciba el regalo o en algo que guste al comprador.

¿Le ha ocurrido que algo le gusta mucho y entonces piensa “esto se lo regalo a fulana o a fulano”?… pero…¿será algo que a ese fulano o fulana le guste mucho también? ¿A quién le debe gustar en realidad un obsequio? ¿a quien lo adquiere o a quien lo recibirá?… no siempre las dos cosas coinciden…

Acabo de comprar una prenda para regalar que no me gusta para nada… pero sé que le gustará a quien va a recibirlo…
Tengo una amiga, sin embargo, que dice: si algo no me gusta no puedo regalarlo. ¿Dónde está la sabiduría del obsequiador?
Ver comentarios