Enviar
Proyecto de rearborización da primeros frutos
Mejores cárceles con madera de La Sabana

La renovación de los bosques de La Sabana arrojó un total de 65 mil pulgadas de madera en 2011
Doscientas mesas para pic-nic, 100 basureros, rótulos para señalizar parques y 400 camarotes que sustituirán viejas camas en el centro penal La Reforma, son los primeros frutos del proyecto de rearborización de La Sabana.
La renovación progresiva de los bosques del Parque Metropolitano La Sabana, arrojó un total de 65 mil pulgadas de madera durante 2011, que ya fueron trabajadas en los talleres del centro de confianza de La Reforma.
El producto de ese programa renovador ya se ve y se verá aún más en el corto plazo, especialmente en el propio sitio de extracción, así como en otros lugares de esparcimiento del casco urbano.
“La intención es no solo que al término de los ocho años del proyecto La Sabana se vea renovada y mucho más tica, sino que, a partir del esfuerzo que hacemos hoy, haya más sectores beneficiados”, explicó Kathy Araya, gerente senior de Mercadeo de Scotiabank, principal patrocinador de la rearborización del parque.
Adicionalmente, como parte del proceso de renovación, se tenía proyectada una pérdida del 30% de los árboles sembrados, pero al final de la primera etapa apenas fue un 1%.
Además del éxito alcanzado en la reutilización de la madera de los especímenes extraídos del parque, a nivel de fauna también ha habido un resultado positivo.
En términos de especies de aves, el inventario hecho al inicio del proyecto determinó que había 12 especies que frecuentaban y habitaban en el espacio verde de La Sabana.
“A la fecha los ornitólogos que participan en el proceso han detectado la presencia de unas 52 especies de pájaros, es decir que se han avistado 40 nuevos tipos”, aclaró Randall García, director adjunto de conservación del Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio).
Entre los nuevos inquilinos del parque destacan garzas reales, reinitas trepadoras, reinitas amarillas, candelitas norteñas, tangarás veraneras y caciques.
Los expertos también confían en que el arribo de nuevas poblaciones haga un trabajo eficiente en el desplazamiento de los cuatro tipos de zanates que se alojaron allí.
Durante 2011 se trabajó en el área noroeste de La Sabana, donde se logró minimizar el impacto visual de la sustitución de árboles muy altos, siendo posible introducir al usuario del parque al proceso paulatino y ordenado de la rearborización.
Para 2012 el plan tiene previsto renovar el sector noreste del parque metropolitano.
Como parte de los nuevos huéspedes que tendrá esa zona de La Sabana, ya se han preparado dos árboles de guanacaste, que junto a robles de sabana y otras especies, suplantarán a las clases exóticas que hoy ocupan ese espacio.
“Con la madera que se extraiga durante 2012, se proyecta construir unas 1.500 mesas de pic-nic, que enriquecerán los atractivos de diferentes parques nacionales”, finalizó Lisseth Villalobos, vocera del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación, otro de los coordinadores del proyecto.

Ernesto Villalobos
[email protected]


Ver comentarios