Mejorar vía a Caldera costaría $400 millones
“La propuesta del concesionario tendría costos muy onerosos”, dijo Jorge Mora, Secretario Técnico de Concesiones SIAN RODRÍGUEZ/LA REPÚBLICA
Enviar

Carretera sufre los mismos problemas que hace cuatro años

Mejorar vía a Caldera costaría $400 millones

En lugar de ampliar toda la vía, Gobierno propondría mejorar tramo de Escazú y un tercer carril para el sector entre Ciudad Colón y Orotina

Una vía de cuatro carriles que comunique al Pacífico de una forma verdaderamente eficiente y los trabajos de estabilización de taludes necesarios para eliminar el problema de los derrumbes, le costaría al país $400 millones.
Ese es el costo aproximado que calculó la empresa Globalvía, para hacer todas estas obras en la ruta 27, la cual administra desde 2010.

201411040008500.n555.jpg
Dicha propuesta, presentada al Consejo Nacional de Concesiones desde principios del año pasado, formula la ampliación completa de toda la vía, dijo Jorge Mora, secretario general de dicha entidad.
“La propuesta del concesionario tendría costos muy onerosos. Por eso la administración tiene que valorar aquellos puntos críticos que efectivamente ameritan tomar acciones y ver cómo resolvemos el problema”, acotó Mora.
Como plan alternativo, se baraja solo ensanchar la vía en el tramo entre La Sabana y Ciudad Colón, y hacer un tercer carril para los sectores montañosos y para las secciones de mayor congestión vehicular entre Atenas y Orotina.
201411040008500.n55.jpg
Sin embargo, el Gobierno aún no ha tomado una decisión sobre qué hacer para tan importante obra. La junta directiva del Consejo de Concesiones envió la propuesta para estudio del Conavi, que tendría que enviar a hacer los estudios pertinentes.
A la fecha, se desconoce cuándo se enviarán a hacer esos estudios.
De acuerdo con la propuesta de Globalvía, habría que ampliar la concesión por más años y subir los costos de los peajes. Actualmente, el contrato tiene un vigencia de 25 años (quedan 20,5 años) y el dueño de un vehículo liviano debe pagar ¢1.990 por hacer el recorrido en un solo sentido de San José a Caldera.
“La situación sería peor porque ya tenemos costos muy elevados”, señaló Mora.
Otro tema que tendría que valorarse es si esas obras de ampliación deberán ser asumidas por el actual concesionario, o habrá posibilidad de ceder el contrato a otra empresa que opere la carretera, o bien a un fideicomiso.
Expertos estiman que la concesionaria recaudaría la cifra estimada en 15 años, en lugar de los 25 contemplados en el contrato, ya que se calculó un menor tráfico que el que circula actualmente.
Aproximadamente circulan a diario unos 80 mil vehículos sobre esa ruta.
Algunos sectores del Gobierno y grupos de expertos han cuestionado a la actual concesionaria porque luego de cuatro años no ha logrado solucionar el problema de los deslizamientos continuos de la carretera, que hoy tienen la vía cerrada.
Con base en el costo de los peajes y el promedio de vehículos que circula diariamente entre Atenas y Orotina, se calcula que la empresa deja de percibir unos $35 mil por cada día en que ese sector permanece cerrado.
Se intentó consultar a los voceros de Globalvía sobre las obras de reparación que se realizan pero no se logró obtener respuesta.
En un comunicado de prensa, la empresa reconoció que no se tiene un tiempo estimado de apertura.

Rodrigo Díaz
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios