Enviar
Farmacéuticas y UCR presentan proyecto de consenso
Mejora panorama para investigaciones biomédicas

Esperan votar en un mes iniciativa en el Congreso

En tan solo un mes de trabajo la comunidad científica y los representantes de las empresas farmacéuticas lograron lo que parecía difícil en teoría.
Un proyecto de consenso de investigaciones biomédicas fue presentado por esos dos sectores al Congreso.
La iniciativa satisface las exigencias de las compañías, al permitirles reactivar los ensayos clínicos para probar nuevas medicinas y vacunas en seres humanos, pero al mismo tiempo, cumple con los lineamientos éticos y de derechos humanos señalados por la UCR.
De esta forma, se eliminaría el morbo de que los ensayos clínicos no toman en cuenta los intereses de los pacientes, sino solo la retribución económica que se obtendría con nuevos fármacos.
La propuesta se entregó a los diputados con el objeto de que se acoja como texto sustitutivo al proyecto que se discute.
En ese sentido, esperan que el nuevo texto no tenga mayores obstáculos y que en un plazo de un mes se apruebe en primer debate.
En términos generales es el mismo que estudiaban los congresistas, salvo una serie de ajustes que se plantearon.
Entre los más relevantes se encuentran la adición de un capítulo de definiciones más amplio y la creación de un sistema de acreditación de los comités ético científicos, los cuales darán el permiso a las empresas para que desarrollen sus investigaciones.
Asimismo, se fortalecen los órganos de gestión y de fiscalización y se reformula el capítulo dedicado a las poblaciones vulnerables como la de discapacitados para defender sus intereses.
“Hemos presentado un proyecto de consenso que esperamos que los diputados tomen como base. Costa Rica necesita una ley capaz de regular y estimular la investigación en seres humanos, pero que proteja los derechos de las personas”, expresó Henning Jensen, rector de la UCR.
La idea de conformar una mesa de diálogo técnica entre las partes surgió de Víctor Emilio Granados, presidente del Congreso, quien lo consideró necesario ante el entrabamiento del proyecto actual.
En ese sentido, Granados indicó que el texto fue entregado a los legisladores para que lo evalúen y en un plazo aproximado de un mes, proceder a votarlo en primer debate “si hay voluntad política”.
En la elaboración del texto participaron académicos de la UCR, mientras que por el sector privado tomaron parte el abogado Elías Soley y los doctores Adriano Arguedas y Elías Jiménez, entre otros.
Las investigaciones biomédicas fueron prohibidas en 2010 por la Sala Constitucional, hasta que no hubiera una ley específica sobre el tema.
En el momento de la suspensión de los ensayos clínicos, un grupo de empresas tenían alrededor de 200 investigaciones en proceso, lo que significaba alrededor de $40 millones en inversión extranjera.
Debido al fallo de los magistrados la mayoría de esas compañías dejaron el país.
Sobre este tema se trató de conversar con María Eugenia Venegas, diputada del PAC que ha presentado la mayor parte de mociones al proyecto de investigaciones biomédicas, pero al cierre de edición no fue posible.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios