Logo La República

Martes, 24 de mayo de 2022



COLUMNISTAS


Meditaciones sobre Rodrigo Chaves y su Gobierno por Decreto

Vladimir de la Cruz vladimirdelacruz@hotmail.com | Miércoles 02 marzo, 2022


Pizarrón

El candidato presidencial Rodrigo Chaves Robles, del Partido Progreso Social Democrático, ha planteado en diferentes ocasiones que gobernará por Decreto y por Referéndums. El Decreto es un acto administrativo que no se somete para su aprobación a la Asamblea Legislativa. Algo de esto ha reforzado su diputada estrella, la peruana costarricense, que también le ha hecho coro, fabricando noticias y presencias públicas, en señalar el referéndum como una posibilidad de ejercicio de gobierno constante para ciertos temas, inclusive los que atiendan aspectos de derechos humanos, cuando ha señalado que el matrimonio igualitario, que ya está consolidado en nuestra legislación y vida social, la interrupción de embarazo, que está regulada para efectos médicos y la eutanasia, se deberían discutir por referéndum.

Evidentemente demuestra Rodrigo Chaves que no conoce lo que es ejercer gobierno en un régimen republicano y democrático, estructurado por Poderes Públicos, como son los Poderes Ejecutivo, el Poder Legislativo, el Poder Judicial y en nuestro caso, también, por el Poder Electoral, que son poderes independientes entre sí, cuyas funciones, la ejecutiva, la legislativa, la judicial y la electoral, son indelegables, intransferibles, exclusivas, propias, de cada uno de esos poderes. La función electoral la cuestionó Pilar Cisneros Gallo insinuando que ese Poder se presta para chorreos electorales.

Presumo que Rodrigo Chaves parte que el Poder del Estado es único, el que se expresa en esas tres funciones, la ejecutiva, la legislativa, la judicial, la electoral. Y, siendo un Poder único puede consecuentemente enfatizar, priorizar y hacer valer la función ejecutiva sobre las otras, o subordinar, hasta donde pueda, esas otras funciones al ejercicio de la función ejecutiva. O, mejor para él, desconocer y debilitar las otras funciones, hasta donde crea que puede hacerlo, en caso de que llegara a ser Presidente, de manera que por Decretos, que son propios del Poder Ejecutivo, de quien lo represente, pueda ejercer el supremo mando de la nación y del Estado costarricense.

Evidencia también Rodrigo Chaves que desconoce cómo se integra o constituye el Poder Ejecutivo, y cómo se expresa institucionalmente. Veamos. El Poder Ejecutivo tiene cuatro formas de expresarse. La primera por la figura del Presidente y las funciones que le son propias al Presidente y solo a él. La segunda, por la figura de los ministros y las funciones que le son propias a cada uno de los ministros. La tercera, por la actuación conjunta del Presidente con uno o varios ministros. La cuarta por la actuación conjunta de todos los ministros y el Presidente, en lo que conocemos como el Consejo de Ministros o el Consejo de Gobierno. En cada una de estas formas de expresarse el Poder Ejecutivo tiene sus propias formas de actuación.

Rodrigo Chaves pareciera no entender correctamente que el Poder Ejecutivo lo ejercen, en nombre del pueblo, el Presidente de la República y los Ministros de Gobierno en calidad de obligados colaboradores, los Ministros que él nombra, aunque se los escoja una empresa especializada que le dará los perfiles de los Ministros, como ha dicho que hará.

Ya ha dicho que los escogerá, sin visión política, encargándole a una empresa la realización de perfiles profesionales que le presentarán para cada uno de los puestos públicos que él tenga que nombrar. Ha dicho que recibirá de esa empresa unos cinco perfiles, para cada puesto, y de esos, él y algunos amigos suyos de partido, o de gobierno, “amigotes” de él, y de su Pilar, que es su columna principal, la que le ha permitido estar en el aire, que lo ha sostenido fabricando noticias, y “vendiendo” su imagen de presidente, quienes escogerán al indicado. Hasta ahora Pilar es la que ha sostenido el edificio del Partido Progreso Social Democrático, la que lo tiene cimentado, es como la madre del hogar que forma ese partido. Esta Pilar no es solo decoración de ese edificio. Es su columna principal.

En este punto Rodrigo Chaves desconoce lo que tiene en posibilidad de nombrar, sin saber cuántos ministros tenía que escoger. Creía que eran más de 25 cuando eran menos de 20, cifra que está establecida en la Ley de Administración Pública. Desconoce, si no se ha enterado ya, que tiene posibilidad de nombrar alrededor de 1500 funcionarios en el Gobierno. Cuando presentó sus candidaturas a los 57 diputados nacionales ante el Tribunal Supremo de Elecciones, no pudo completar la lista total de 57 diputados. Así de 19 diputados en la Provincia de San José inscribió 13, sin los 5 diputados sustitutos, en Alajuela presentó uno de 3 diputados sustitutos, en Cartago presentó 5 de 7 diputados propietarios y ningún sustituto, en Heredia presentaron 5 de 6 diputados propietarios, en Guanacaste les faltó un diputado suplente y, en Limón, les faltó un diputado propietario y los dos suplentes. Aunque Rodrigo Chaves no lo ha dicho públicamente me imagino que todos sus diputados, por el importante puesto al que aspiraban, los escogió con los perfiles que alguna empresa que contrató para ese fin, le brindó, y por ello espero que sus diputados electos sean aptos para ese puesto.

Como desconocía esa Ley, la de Administración Pública, cuando le preguntaron sobre el número de ministros, seguramente desconoce que sus únicas funciones, que le son propias, solo a él como Presidente de la República, lo que establece la Constitución Política, son: nombrar y remover a los Ministros, representar a la Nación costarricense, no a la “prensa canalla” del periódico La Nación, en actos oficiales, presentar un informe anual a la Asamblea Legislativa sobre la buena marcha de lo que ha hecho cada año, ejercer el mando de la Fuerza Pública, posiblemente lo que más le apasiona, para tratar de poder gobernar por la fuerza y por el temor reverencial que pueda ejercer la policía.

En el informe a la Asamblea Legislativa podrá decir y proponer las medidas que considere importantes para la buena marcha del Gobierno y el progreso y bienestar de la Nación, y seguramente negociar con La Nación su buena marcha tributaria. Por si no lo sabe le informo que cada vez que quiera salir del país, deberá comunicar a la Asamblea Legislativa los motivos de su viaje. No se acostumbra que el Presidente entregue a la Asamblea Legislativa un informe del resultado de su viaje, pero podría presentarlo, con lo cual haría algo nuevo en el ejercicio de ese cargo. Esto es todo lo que como Presidente puede hacer.

En colaboración con sus Ministros puede realizar otros actos, pero en colaboración con sus Ministros, no actuando solo. Entre esos actos están el de nombrar y remover miembros de la Fuerza Pública, empleados de confianza del Gobierno, nombrar y remover servidores del Poder Ejecutivo, sancionar las Leyes que aprueba la Asamblea Legislativa, porque el Presidente por sí, ni con ayuda de sus Ministros, puede aprobar Leyes, ni por Decreto ni por Referéndum, tan solo darle el visto bueno o vetar las leyes que aprueban los diputados.

El Referéndum es convocar a todo el pueblo electoral a actuar como legisladores, como diputados, a decidir, sobre un Proyecto de Ley, que se discute en la Asamblea Legislativa, y a obligar a los diputados a aprobarlo si así se pronuncia el Referéndum, como se hizo con el del TLC en octubre del 2007. Pareciera, por la forma como se refiere Rodrigo Chaves, que convocará al Referéndum tan solo en una forma consultiva para saber qué opinan los costarricenses, a favor o en contra, de un determinado asunto.

Por la ley que regula el Referéndum en Costa Rica, Rodrigo Chaves como Presidente, en todo su ejercicio presidencial, de 4 años, solo podría convocar de 4 a 6 referéndums, en el supuesto de que estén bien convocados, por él como Presidente, y con los 29 diputados que lo acompañen en su convocatoria. De junio del 2022 a setiembre del 2023 solo podría convocar uno o dos, porque después vienen las elecciones municipales, en octubre del 2023, y durante períodos electorales, 6 meses antes y 6 meses después no se pueden convocar referéndums. Luego de mayo del 2024 hasta a setiembre del 2025 puede convocar uno o dos, porque llegan las nuevas elecciones nacionales del 2026. Puede impulsar una reforma constitucional, que dura dos años en su procedimiento legislativo para ser aprobada, en el sentido de que en cada proceso electoral, municipal o nacional, se pueda hacer, a la vez, una consulta popular, vía referéndum, en esto yo lo apoyo, aprovechando la convocatoria nacional que se hace para esas elecciones, y allí hacer las preguntas que quiera.

Lo que más le entusiasmará, seguramente, es que en los recesos de la Asamblea Legislativa, los tiempos que los diputados deciden suspender sus sesiones, se le llaman recesos legislativos, que pueden ser de minutos o de días, podrá decretar la suspensión de derechos y garantías constitucionales. Seguramente entiende que es en ese único momento, el del receso legislativo, cuando podría gobernar por Decreto, cuando la Asamblea Legislativa está en receso, aunque se vea obligado a las 48 horas de convocar a la Asamblea Legislativa para informar de la suspensión de las Garantías constitucionales, si las llegare a suspender, para Gobernar por Decreto, y aunque maniobrara con nueve diputados electos, que tiene el Partido Progreso Social Democrático, para que la Asamblea no se reuniera, obligatoriamente las garantías constitucionales automáticamente quedarían restablecidas. Así, en sencillo, la posibilidad de Gobernar por Decreto, que significaría gobernar por la fuerza, como lo haría un Dictador o un Monarca Absoluto, le duraría el tiempo del receso parlamentario, que va desde minutos hasta varios días. Salvo que se dé un autogolpe de Estado para quedarse gobernando por largo plazo, más allá del propio período presidencial de cuatro años, superando al período de dos años del gobierno de Facto de 1948-1949.

Gobernar por Decreto es hacer leyes por Decreto, desconociendo los trámites constitucionales, pero actuando a la fuerza, sin Constitución Política. De modo que cuando Rodrigo Chaves dice que gobernará por Decreto nos está indicando que suspenderá la Constitución, y con la suspensión de la Constitución suspenderá el funcionamiento del Poder Legislativo, con ello también suspenderá todas las garantías constitucionales, los derechos y las libertades públicas. De paso suspenderá a la Corte Suprema de Justicia, y a su Sala Constitucional, o como don Pepe en 1948, destituirá a todos los magistrados y los nombrará a dedo, para que no se someta a su conocimiento la posibilidad de gobernar por decreto, para que lo justifiquen en su acto de fuerza. Solo así, a la fuerza, podría gobernar por Decreto, anulando la Democracia como sistema y organización de la vida ciudadana.

Cuando hay gobiernos autoritarios, despóticos, tiránicos, militares, pueden gobernar por Decreto porque establecen estados de emergencia o de excepción, que suspenden la Constitución y gobiernan a la fuerza, y por Decreto, para justificar de esa manera lo que hacen.

La última vez que se gobernó en Costa Rica por Decreto, llamados Decretos Leyes, fue en el período 1948-1949, en el período de la Junta de Gobierno fundadora de la Segunda República, bajo la Presidencia esa Junta de José Figueres Ferrer. Esa experiencia de gobierno fue muy importante para el desarrollo institucional del país, en los años siguientes, marcó la Costa Rica que llega hasta nuestros días. La labor de la Junta fue en muchos aspectos muy positiva. En otros muy negativa.

En la legislación costarricense no se regula el Decreto Ley. Los Decretos Leyes solo pueden darse por un gobierno autoritario, dictatorial. ¿Así piensa gobernar Rodrigo Chaves? ¿Con esa visión de futuro?¿Para la Costa Rica de los próximos 20, 30 o 50 años?

José María Figueres, hijo de don Pepe, al contrario, valorando lo hecho en la Junta, que presidió su padre, Benemérito de la Patria, quiere gobernar con apego al Estado de Derecho, al Estado Democrático y al Estado Social de Derecho. Así lo ha dicho.

Esa experiencia, la de gobernar a la fuerza, es la que quiere revivir Rodrigo Chaves, evitar que el trámite de una Ley pueda durar semanas, meses o años, sobre todo cuando tiene solo 9 diputados de su partido, que son su músculo político parlamentario, un diputado menos que el actual gobierno del Partido Acción Ciudadana. Para él lo mejor es hacer la ley rápidamente. La Constitución costarricense no permite este procedimiento expedito, de manera que Rodrigo Chaves solo puede implantarlo, violando la Constitución, anulándola o suspendiéndola, gobernando por la fuerza, tiránicamente. No hay otra manera.

Los que quieran votar por Chaves están en su derecho de hacerlo, pero deben saber que en Chaves hay un Gran Dictador, recordando a mi querido Charles Chaplin, y deben saber que quien gobierna por la fuerza lo hace contra toda la población. Es obvio que Rodrigo Chaves con su planteamiento de Gobernar por Decreto desconoce lo que es un Estado de Derecho, un Estado Democrático de Derecho y un Estado Social y Democrático de Derecho.

El Estado de Derecho establece que el Gobernante solo puede hacer aquello que la ley le permite. Lo que Rodrigo Chaves quiere es no estar supeditado a normas o leyes en su actuación, es actuar por la libre, sin ataduras legales o reglamentarias.

En Costa Rica no tenemos regulado el Estado de Excepción, al estilo de las dictaduras, ni tenemos regulado el estado de emergencia con ley marcial, ni las Ordenes Ejecutivas que tienen en Estados Unidos, ni los Decretos en emergencias nacionales con limitaciones constitucionales como existen en Francia, o las Ordenes en el Consejo del Commonwealth británicos, ni los decretos o ucases que se dieron en Rusia en el período de la transición desde la Constitución socialista de 1978 hasta la Constitución capitalista de 1993, ni leyes ni autorizaciones constitucionales que permitan gobernar por Decreto. En América Latina hay Presidentes que gobiernan por Decreto, como se ha hecho en Venezuela, especialmente, en este siglo. Rodrigo Chaves quizá quiera emular a Nicolás Maduro en este sentido, que es quien más aplica esta forma de gobernar en Venezuela, donde se rompe toda la seguridad jurídica.

Con sus Ministros, de llegar a gobernar Chaves, también puede proponer Proyectos de Ley a trámite legislativo. El mismo 8 de mayo, cuando asuma la dirección Presidencial en caso de que gane el 3 de abril, en la primera sesión del Consejo de Gobierno, podría aprobar sus primeros Decretos y sus primeros Proyectos de Ley para enviar a la Asamblea Legislativa, que por los siguientes tres meses, desde mayo a julio, estará a disposición del Poder Ejecutivo para conocer sus Proyectos de Ley.

Con los ministros también debe velar por el orden y tranquilidad de la Nación, resguardar las libertades públicas, entre ellas la Libertad de opinión, de pensamiento y de prensa, ejecutar y hacer cumplir lo que dispongan los tribunales y celebrar Convenios, Tratados, Concordatos, recibir Jefes de Estado y representantes diplomáticos.

Lo más importante tendrá que enviar a la Asamblea Legislativa el Proyecto de Presupuesto Nacional de la República del año 2023, que tiene que prepararlo entre mayo y setiembre.

También el Presidente puede expedir patentes de navegación. Esperemos que no convierta a la Casa Presidencial en un muelle, en un aeropuerto o en un atracadero de todo tipo.

Como los dos Vicepresidentes pueden ser nombrados Ministros, seguramente les cargará a sus espaldas algún Ministerio, estos sin ser propuestos por la empresa que le dará los perfiles para esos puestos, porque seguramente ya lo hizo para que lo acompañaran en las vicepresidencias. Por cierto, no ha dicho Rodrigo Chaves cual empresa lo escogió a él, y con qué perfil, para ser candidato a la Presidencia de la República.

Un consejo al Presidente Rodrigo Chaves, en caso de que quede electo. Los ministros pueden asistir, en cualquier momento, a todas las sesiones si así quisieran, a la Asamblea Legislativa con voz sin voto. Cuando tenga un asunto importante que discutir, puede enviar a sus 17 Ministros a expresar, cada uno de ellos, sus puntos de vista reforzando las tesis de sus 9 diputados, para dar la sensación que tiene por lo menos una bancada de 26 diputados por la palabra.

Otro consejo. Si quiere gobernar por Decreto, la única y real posibilidad que tiene es crear un falso conflicto con Nicaragua, país y gobierno que está acostumbrado a pelear con nosotros. Con ello puede solicitar constitucionalmente a la Asamblea Legislativa la Declaratoria de Estado de Defensa Nacional, declarar un reclutamiento militar, organizar un ejército provisional, solo para este período de emergencia, y gobernar de hecho por Decreto. Tal vez solo esa sea su única posibilidad de gobernar por Decreto.

En su posible gobierno no debe olvidar Rodrigo Chaves que no puede comprometer en cualquier forma la libertad, la independencia política y la integridad territorial de la República. Tampoco pue impedir, estorbar directa o indirectamente las elecciones populares, ni atentar contra la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia o su libre sucesión, ni atentar contra la pureza del sufragio. Tampoco puede impedir, estorbar o coartar la independencia de la Asamblea Legislativa, ni puede negarse a publicar las leyes aprobadas por la Asamblea Legislativa. Sobre todo debe cuidarse de violar alguna ley.

Finalmente, Rodrigo Chaves no debe olvidar que Costa Rica no es la Insula de Barataria, que no va a gobernar por siete días, que aunque Pilar Cisneros, parezca su Sancho Panza, no es la gobernadora de la Insula, ni de la Asamblea Legislativa, la que no puede presidir por impedimento constitucional, ni lo puede hacer por la fuerza.

La Insula de Costa Rica no es un reino, es un pueblo de 5 millones de habitantes, donde Rodrigo y su Pilar no han sido escogidos para entretener cuatro años, como el Quijote y Sancho entretuvieron varias semanas en la Insula de Barataria. ¿Actuarán don Rodrigo como el Caballero y Pilar como su escudera?

Que no se les suban los humos a las cabezas, es mi consejo, que no crean que los puestos que tienen es porque los merecen, que son por pura suerte, y si se dejan llevar por sus pasiones pagarán muy caro ese error. Como en la novela de Cervantes, El Quijote y Sancho salieron vapuleados de la revolución que no pudo contener Sancho, gobernando la Insula.

La Insula de Chaves y su escudera son su gobierno ilusorio de estos días desde el 6 de febrero al 3 de abril, cuando se han auto fingido su poder. El 3 de abril se verá para quien es el Poder real de la Insula.

NOTAS ANTERIORES


Hay que dar solución

Martes 24 mayo, 2022

También están las declaraciones informativas que revelan las relaciones de clientes, proveedores, pagadores y receptores de intereses, alquileres, comisiones

Grandes iniciativas del gobierno

Viernes 20 mayo, 2022

La iniciativa gubernamental de suprimir un importante grupo de órganos desconcentrados y con juntas directivas que tienen al ministro como un voto más me parece

Una oportunidad para Costa Rica

Miércoles 18 mayo, 2022

Se oye mucho en los medios sobre “la crisis de los contenedores” y los “problemas de abastecimiento” y como afectan al comercio del país







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.