Enviar
Medias Blancas arrasan
La novena de Robin Ventura ganó diez de sus últimos 11 partidos y el sur de Chicago vibra

Se fue Ozzie Guillén a Miami y los dirigentes de los Medias Blancas, campeones mundiales de 2005, llamaron para sustituirlo a un hombre de la casa; su antesalista de muchos años, Robin Ventura, tipo serio, sobrio y carismático.
Hubo dudas en la pretemporada y los analistas quizá se apresuraron a otorgarles el título la Central de la Liga Americana de manera anticipada a los poderosos Tigres de Miguel Cabrera, Prince Fielder y Justin Verlander.
Hoy, con un tercio de temporada avanzado, los Medias Blancas son los amos de la División, lanzaron a los felinos a seis juegos de distancia y entre ambos, los Indios, a 2.5 de la cima.
La novena de Ventura se ha distinguido por la potencia de sus bateadores; regresó a la estelaridad el gran fracaso de la temporada anterior, Adam Dunn, inicialista y bateador designado que está intratable con el madero pues acumula 17 jonrones y 38 carreras empujadas.
Su gran socio en caja de bateo es uno de los iconos del equipo y capitán, el veterano Paúl Konerto, que llegó a los 400 cuadrangulares, la ha sacado de los parques en 33 ocasiones y es el líder de bateo de la Liga Americana con .366.
Otro veterano, el receptor A.J. Pierzynski está encendido, promedia .291, nueve jonrones y 35 empujadas.
A esta tripleta de veteranos se ha unido una camada de caras nuevas espectacular, sobre todo el aporte de los jardineros, Alejandro De Aza y Dayan Viciedo, central e izquierdo respectivamente. Viciedo suma 12 jonrones y 29 empujadas. De Aza promedia .298 y ha reaccionado bien esta campaña el otro cuidabosques, Alex Ríos, con .289 de promedio.
El liderazgo de los Medias Blancas es a punta de bate, pero también se dan el lujo de tener a uno de los lanzadores con más victorias en la Liga, Chris Sale (7), que además es hoy el lanzador con mejor promedio, era de 2.30. Su compañero en la lomita, otro gran veterano, Jake Peavy contabiliza seis triunfos y era de 3.05 y Gavin Floy ayuda con cuatro victorias.
Precisamente ayer, Chris Sale lanzó su primer juego completo en las Grandes Ligas y llevó a los Medias Blancas a una victoria por 4-2 sobre los Marineros de Seattle.
Sale (7-2) trabajó los nueve episodios, permitió cinco imparables, un jonrón, dos carreras, dio dos pasaportes y retiró a ocho por la vía del ponche para lograr el triunfo en ruta completa.
Con su triunfo los Medias Blancas se hicieron de diez victorias en los últimos 11 juegos.
La aislada derrota de Chicago se dio la noche del sábado, cuando el guardabosques japonés Ichiro Suzuki conectó dos jonrones y el receptor John Jaso pegó doble remolcador de la carrera de la diferencia en el décimo segundo episodio para llevar a los Marineros a un triunfo 10-8 sobre los Medias Blancas.
Solo para que repasen el poder de la batería de los Medias Blancas, esa noche de derrota, el receptor A.J. Pierzynski (9), el guardabosques puertorriqueño Alex Ríos (5), el segunda base Gordon Beckham (8) y el guardabosques cubano Dayan Viciedo (12) pegaron cuadrangulares.
¿Habrá fiesta en el sur de Chicago al final de temporada?
Es temprano para afirmarlo.

Gaetano Pandolfo
[email protected]ública.net
Ver comentarios