Medallita teñida de bronce
David Jiménez (azul) está haciendo historia para el boxeo tico en el mundial en Kazajistán. Cortesía Comité Olímpico/La República
Enviar

Medallita teñida de bronce

David Jiménez triunfa, asegura presea y queda a un paso de la final del mundial

Por primera vez en su historia, Costa Rica no solo aseguró ya una medalla de bronce en un Mundial de Boxeo, sino que tiene viva la opción de acceder a la final de este, gracias al pugilista David “Medallita” Jiménez, quien ayer en la madrugada logró avanzar hasta esas instancias.
Jiménez, quien compite en el campeonato mundial que se realiza en Kazajistán, derrotó al coreano Inkyu Kim en la categoría de los 49 kilogramos y tras ese triunfo peleará ahora la semifinal ante el argelino Mohamed Fissi, quien por su parte dejó en el camino a Patrick Lourenco de Brasil.

201310232348130.a44.jpg
El tico expresó después de la pelea que si bien su rival le varió el ritmo del combate y le ganó el primer asalto, en el segundo logró cambiarle la táctica y salir avante, asegurando así la presea para nuestro país, según información suministrada por Olman Mora, periodista del Comité Olímpico de Costa Rica (CON).
“Fue una pelea muy bonita, muy pareja (…) y le pedí a Dios que nos iluminara porque el combate estaba muy duro”, expresó el tico que ya se prepara con todo para la semifinal.
Con su victoria ante Kim este boxeador, que reside en Cartago, sumó su cuarta victoria en este Mundial y avanzó además del puesto 28 al tercero del ranking mundial, aparte de que hizo historia, siendo el pugilista que más combates ha logrado y ganado para el país en estas justas.
“Estoy sumamente feliz, soy tercero del mundo con claras opciones de ir por el titulo mundial en la categoría de los 49 kilos, ahora hay que seguir concentrados y orando a la Virgencita de los Ángeles para que esté en mi mente y esquina”, dijo Jiménez, quien es uno de los becados del CON.
Por otra parte, Ana María Rodríguez, madre del pugilista, expresó a LA REPÚBLICA que se sentía muy orgullosa de su hijo. “El es la medallita de oro que me dio el Señor en esta vida y estamos muy orgullosos de lo que ha hecho, para mí, independientemente de los resultados, él es mi campeón mundial”.
Rodríguez reconoció que como toda madre o familiar de un boxeador, siempre guarda cierto temor antes de sus peleas. “Me da un poco de miedo, porque uno nunca sabe con qué suerte topará, pero a él siempre me lo cuida Dios”.
Recordó que fue su hermano Andrey quien lo llevó por primera vez a ver boxeo al Polideportivo de Cartago, donde el joven se enamoró de este deporte, a sus 12 años de edad y cuando apenas salía de la escuela. Luego su hermano no siguió en esta disciplina, pero Medallita sí se ha mantenido firme y lleno de sueños e ilusiones.
“Lo que está haciendo mi hijo no es solo un orgullo para nosotros, sino para todo el país”.
Si “Medallita” logra salir avante ante el argelino, disputaría la final en la madrugada del próximo sábado ante el ganador del combate entre el local Birzhan Zhakypov y el cubano Yosbany Veitia.

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica



Ver comentarios