Iris Zamora

Iris Zamora

Enviar
Lunes 19 Junio, 2017

¡Me autoproclamo el pueblo..!

“Costa Rica le pertenece al pueblo, NO a la sala iv! el jueves vamos al Estadio, a recoger firmas. @NuevaConstitucionCR” …El grito de guerra fue claro, así se pronunciaban algunos que promueven el referéndum para consultarles a las y los ciudadanos costarricenses si quieren una nueva Constitución. El texto fue escrito en un revolucionario color rojo. Sala IV, en minúscula. Estadio en mayúscula, así como aparece en la cita.

Lectura para los estudiosos de la semiótica. Una solo infiere algunos signos evidentes. No solo el color rojo desafiante —según la psicología del color— formó parte del llamado a la sublevación; el texto es un desafío abierto; además de la forma en que pretenden minimizar la importancia de la Sala Constitucional, escribiendo en minúscula “sala iv”. La preeminencia que le dan a la palabra “Estadio”, lo escriben con mayúscula… ¿Será que el Estadio en sus vidas republicanas tiene mayor impacto que el tribunal superior constitucional?

¿Es la Constitución de la República la “culpable” de los males de nuestras instituciones, de la parálisis, la tramitomanía, la corrupción, la ineficiencia del Estado?... ¿Es culpable de la congestión vial, de que no tengamos un tren rápido, que el reglamento legislativo sea una carlanca, de la calidad de los diputados que llegan a la Asamblea Legislativa, de las pensiones de lujo, de la crisis de la CCSS, de la pobreza en un 20%… que el CONAVI, y el CTP, SUTEL existan?...

¿Está vieja la Constitución de Costa Rica?... ¿Cuál debe ser la edad de una “buena” Constitución?... La Constitución de Estados Unidos es de 1787

¿Qué garantía tenemos de que la nueva Constitución será mejor que la actual?... ¿Quién nos certifica, que los grupos que algunos denominan “comunistas- chavistas”, no obtengan una cantidad suficiente de diputados que cambien la “orientación” del país? ¿O que los grupos religiosos, nombren 20 o 40 diputados constituyentes que diseñen una Constitución a gusto de sus creencias?
¿Y, por qué no convocar vía referéndum, reformas parciales a la Constitución?...

¿La Sala Constitucional se ha arrogado potestades del legislador?...¿Acaso el abuso de la consulta facultativa no es decisión de las y los diputados, que renuncian a legislar, trasladando esa potestad a la Sala?...

Más allá del legítimo derecho de quienes creen que la Constitución de la República de Costa Rica, ya no sirve, que deben redactar una nueva; lo que me ha impresionado es el enojo y la sobrerreacción contra la Sala Constitucional, solo por acoger para estudio, un recurso de inconstitucionalidad.

…¿Cuántos recursos habrá acogido la Sala Constitucional en estos 27 años? ¿Cuántas veces la Sala ha decidido que se suspenda el acto recurrido mientras… resuelve?

El artículo 1 de la Ley de Referéndum dice claramente: “La presente Ley tiene por objeto regular e instrumentar el instituto de la democracia participativa denominado referéndum, mediante el cual el pueblo ejerce la potestad de aprobar o derogar leyes y hacer reformas parciales (el subrayado es nuestro) de la Constitución Política de conformidad con los artículos 105, 124, 129 y 195 de la Constitución Política”.

Ahora echémosle una revisadita al artículo 196 de la CP “La reforma general de esta Constitución solo podrá hacerse por una Asamblea Constituyente convocada al efecto. La ley que haga esa convocatoria deberá ser aprobada por votación no menor de dos tercios del total de los miembros de la Asamblea Legislativa y no requiere sanción del Poder Ejecutivo” (el subrayado es nuestro)

¿Qué provoca el berrinche, la amenaza a la desobediencia contra la Sala Constitucional? La Sala acoge el recurso por unanimidad, y ordena al TSE: “abstenerse de dictar nuevos actos tendientes a autorizar la realización de un proceso de referéndum respecto de todo proyecto de ley relacionado con la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, hasta tanto se resuelva por el fondo la presente acción de inconstitucionalidad”. La Sala no ha emitido ningún fallo.

¿Por qué el exabrupto?... ¿Por qué la furia contra la Sala?... A mí como a miles de costarricenses, no nos gustó el fallo de la Sala sobre fertilización in vitro, a otros, el fallo de la reelección presidencial, pero nos gusta cuando obliga a la CCSS a un procedimiento médico, o a hacer públicos documentos de algunas instituciones publicas cuyos jerarcas se negaron a hacerlo.

En algunas ocasiones celebramos fallos y en otras nos resignamos. Es lo que procede en un Estado de derecho.

El TSE, que parece querer “echarse un pulso” con la Sala, permite a los que promueven el referéndum, que continúen recolectando firmas hasta que se les acaben las boletas autorizadas. Suponía que la orden de la y los magistrados era que se suspendiera la actividad hasta que ellos fallaran… parece que no es así, para el TSE.

Si quieren eliminar la Sala, o ponerle límites, me parece genial, para eso existen mecanismos señalados por la legislación. ¿Por qué rebelarse contra una habitual decisión de la Sala Constitucional?... ¿Cuál es la intención?... ¿Es correcto pedir firmas que autoricen la celebración de un referéndum, para cambiar nuestra Constitución, mientras se celebra un partido de futbol?... ¿No es ese un acto de oportunismo?... ¿No es ese el “estilo” y la estratagema de los regímenes autoritarios, que con un discurso populista y efectista, utilizando una coyuntura especial, engatusan a los ingenuos o a los indiferentes?

…Estos son tiempos de mucha crispación, enojo, indignación. El caos está tocando las puertas de nuestra casi bicentenaria Democracia. Lo vivimos esta semana con autobuseros. ¿Vale la pena provocar más ira, irritación, solo porque hay que esperar, como han esperado miles de habitantes, a que la Sala Constitucional resuelva recursos de inconstitucionalidad?...

“La Constitución es la piedra angular de todas nuestras libertades, guárdala, cuídala. Mantén el honor y el orden en tu propia casa, y la República perdurará”. Gerald Ford, expresidente de Estados Unidos.