Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



GLOBAL


McCain pide renuncia de senador

| Miércoles 29 octubre, 2008



McCain pide renuncia de senador

Bush pide a funcionarios republicanos un esfuerzo a favor de candidato a la presidencia

Washington
EFE

El candidato presidencial republicano John McCain y su compañera de fórmula Sarah Palin pidieron ayer la dimisión de su correligionario, el senador de Alaska Ted Stevens declarado culpable de siete cargos por corrupción.
“Está claro que el senador Stevens ha traicionado la confianza del público y que debería de dimitir ahora”, afirmó McCain en un comunicado divulgado ayer.
El aspirante a la Casa Blanca dijo confiar en que lo sucedido con Stevens anime a sus compañeros en el Senado “a poner fin a esta clase de corrupción de una vez por todas”.
Un jurado de 12 miembros declaró ayer por unanimidad a Stevens, de 84 años, culpable de no haber declarado más de $250.000 en obsequios y en servicios recibidos de un importante ejecutivo petrolero, Bill Allen, y otros donantes para reformar su vivienda.
Los miembros del jurado también encontraron culpable al legislador de no haber declarado en los formularios de obsequios del Senado, como era su obligación, otros regalos como muebles, una barbacoa y herramientas.
La aspirante republicana a la vicepresidencia de Estados Unidos y gobernadora de Alaska también pidió hoy la dimisión de Stevens en una entrevista con la cadena de televisión CNBC.
El candidato presidencial demócrata Barack Obama también dijo ayer que el senador Stevens debería de dimitir.
“La decisión no fue un veredicto sobre el senador Stevens sino del desquiciado sistema político que ha infectado Washington durante décadas”, insistió el demócrata, quien afirmó que llegó el momento de acabar con la corrupción y poner el Gobierno nuevamente en manos del público.
Stevens, el senador más veterano al ocupar su escaño desde hace 40 años, insiste en su inocencia y dijo que se presentará a la reelección el 4 de noviembre.
Por su parte George W. Bush, presidente de Estados Unidos, visitó ayer la sede nacional del Partido Republicano para pedir a sus funcionarios que hagan un esfuerzo en favor de McCain.
La visita, de unos veinte minutos, tuvo un carácter muy discreto y no se permitió la presencia de la prensa.
Según explicaron representantes de la Casa Blanca, Bush se dirigió a unos 200 funcionarios republicanos, entre ellos participantes en las campañas electorales para el Congreso.
El portavoz de la Casa Blanca Scott Stanzel declaró que, en su alocución, Bush instó a esos funcionarios “a trabajar duro en favor de McCain y seguir fomentando que los votantes acudan a las urnas hasta que se haya depositado el último sufragio la semana próxima”.