Logo La República

Lunes, 18 de marzo de 2019



EDITORIAL


Materiales para la construcción están por la libre

| Martes 08 junio, 2010




Elementos como varillas, adoquines, concreto premezclado y aceros se fabrican y se importan aquí sin tener que dar cuentas de un estándar de calidad

Materiales para la construcción están por la libre

La deficiente calidad de algunos de los materiales para construcción, precisamente los esenciales para garantizar la seguridad de viviendas y otras edificaciones, debe alertar a los consumidores puesto que no hay en el país la adecuada legislación que castigue el incumplimiento de normas en esta industria, tal como lo señala una nota de este medio ayer.
Elementos como varillas, adoquines, concreto premezclado y aceros se fabrican y se importan aquí sin tener que dar cuentas de un estándar de calidad.
Recientemente se han dado los primeros pasos en esta materia para tratar de implementar la obligatoriedad de que se cumplan normas mínimas, mediante un Congreso Nacional de la Construcción realizado la semana pasada, impulsado por la cámara de esta industria.
Quien podría certificar en el país estándares de calidad de los productos mencionados es el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco), pero aparentemente no lo hace debido a la poca demanda que tiene este proceso.
Representantes de Inteco aseguran que los consumidores y el propio Estado como comprador deberían ser quienes se interesen por exigir la calidad mínima aceptable en esos productos.
Si sumamos estos datos al hecho de que estudios realizados mediante muestreo en el área metropolitana por el Colegio federado de Ingenieros y de Arquitectos, hace ya unos dos años, reflejaban que el 55% de los concretos analizados no alcanzó la resistencia adecuada, según lo dio a conocer este medio y se resaltó en editoriales, vemos la desatención que ha sufrido este tema por parte de las autoridades competentes.
Un estudio hecho en 2006 en Guanacaste indicó que el 29% de las muestras estudiadas tampoco cumplía con la norma mínima establecida.
Algunas empresas por iniciativa propia, sin que nada las obligue, han obtenido la certificación de gestión de calidad por parte de Inteco, pero resulta inaceptable que todo esté sujeto únicamente a la conciencia de cada quien.
La producción nacional así como la importación de materiales para la construcción debe estar supervisada y obligada por ley a cumplir estándares mínimos de calidad y debe haber sanciones por el incumplimiento de estas normas.
¿Quién se ocupa actualmente de velar por esto? ¿Quién es responsable del vacío existente en la legislación, que está permitiendo la producción y venta de elementos que pueden poner en peligro a las edificaciones y por lo tanto la vida de sus ocupantes?
Tienen la palabra los que han de rendir cuentas por ello.