Más ingenieras ticas
Este grupo de mujeres están en capacitación en la India, sobre computación en la nube. Ximena Rodríguez, Eilyn Salazar, Ramaa Vivekanandan, Karla Rodríguez, Kristel Villalobos, Vanessa Fallas. Cortesía/La República
Enviar

Costa Rica gradúa un porcentaje más alto de estas profesionales que Estados Unidos

Más ingenieras ticas

Cambio cultural y mayor espacio para ejercer son razones principales para el aumento

En la última década las mujeres costarricenses han perdido el miedo a las ingenierías, tanto que mientras en países desarrollados como Estados Unidos solo el 19% de los graduados en esta área son mujeres, en Costa Rica ellas representan el 32% de las tituladas.

201403062255550.n66.jpg
Y lo más importante es que ese porcentaje está en aumento constante, dado que la tendencia es que cada año se matriculen más en carreras relacionadas con ingenierías y tecnología.
Desde 2008 el aumento de graduadas es mayor que el de hombres, por lo que la brecha de aún casi el 70% de titulados masculinos se está reduciendo efectivamente, sobre todo en las ingenierías en computación e informática.
“La principal razón es que se rompió un mito cultural. Antes nos hacían creer que no teníamos la capacidad en matemáticas y más bien éramos las llamadas a atender la casa, pero creo que desde los 90 eso empezó a cambiar”, explica Ileana Carvajal, única mujer miembro de la comisión del Colegio de Profesionales en Ingeniería Industrial.
Otros motivos por los cuales más mujeres están en estas carreras que tradicionalmente fueron de hombres tienen que ver con la oferta educativa. En los últimos 15 años las universidades privadas han venido a reforzar la oferta de carreras sobre todo para las mujeres que no pueden estudiar tiempo completo, y casas de enseñanza como el Instituto Tecnológico de Costa Rica han diseñado planes de estudio más comprensivos con horarios nocturnos y los sábados.
Asimismo la llegada de empresas multinacionales con importantes demandas de estos profesionales y políticas de equidad de primer mundo les han dado más espacios para ejercer y han reducido la brecha salarial que era parte de la discriminación de las ingenieras.
Por ejemplo, Intel realiza a nivel nacional ferias científicas y de ingeniería. Estos procesos empoderan y ayudan a crecer e inspirar a otras jóvenes mujeres. Tal es el caso de Mariana Quesada, representante de Costa Rica en la Feria Científica Internacional de 2013. Mariana es graduada del Colegio Técnico Don Bosco y su participación en ISEF le abrió muchas puertas. La semana pasada expuso en TEDx y fue invitada a dar charlas que inspiren a otras mujeres a seguir carreras técnicas. Este es el poder multiplicador de la mujer.

“Son muchos los proyectos que Intel ejecuta en colaboración con Gobiernos y ONG de América Latina, para que las mujeres puedan acceder a nuevas oportunidades, utilizando la tecnología como un medio para contribuir con su desarrollo personal y laboral. Estos programas ofrecen mejores condiciones de crecimiento, autoestima y dignidad a través del conocimiento, del respeto y de la educación, transformando así a cada mujer y su entorno”, explica Karla Blanco, directora de Asuntos Corporativos y Coordinadora de programas externos para niñas y mujeres en América Latina de Intel.

Además del camino abierto por pioneras en ingeniería, existen otros espacios donde las mujeres pueden compartir sus logros, miedos y dudas sobre la carrera, por ejemplo el Centro de Capacitación Ingeniería Actual tiene en su portal de Internet un área de foros para que las madres, hijas, hermanas y colegas de ingenieras puedan expresarse, con videos motivacionales de cómo han logrado muchas cosas y lo más importante oferta de actualización profesional.
“En este centro queremos darle a la mujer ingeniera el lugar que se merece en la sociedad, resaltando su cualidades. Y decir a las que aún lo piensan que hoy no existe ninguna limitante, que las barreras se las pone uno”, explica Carvajal, quien es parte de la directiva del centro compuesto por dos mujeres y un hombre.
En este tiempo, dadas las oportunidades, se está en un entorno propicio para incrementar la participación de estas profesionales en Costa Rica.

Carolina Acuña Durán
[email protected]
@La_Republica

 

Ver comentarios