Enviar
Viernes 25 Agosto, 2017

Más y más árboles

Jorge M. Sandoval León

En cada acto importante de tu vida, planta un árbol
Carlos Kasuga, empresario mexicano

Amo Curridabat. Este es mi pueblo. Aquí nací y crecí. Aquí vive mi familia. Aquí yace mi madre.

Me emociona ver cómo gracias al esfuerzo de muchas personas, el cantón es más habitable. Sin embargo, como dicen los japoneses, siempre se puede mejorar. Se pueden tener mejores aceras, ríos limpios, festivales culturales, electrificación subterránea y casas sin rejas. ¿Iluso? Sí, incurable. El hábito de soñar como un niño no se me quita. Se puede transmitir la rica historia del pueblo de una manera viva. Sus costumbres, sus gentes y gentecillas. Y muy especialmente, siempre se pueden sembrar más árboles. Todo lo que he mencionado lo podemos empezar hoy. Sin embargo, requiere esfuerzos mayores y trabajo conjunto. La reforestación, por el contrario, es un asunto relativamente sencillo. Una tarea de largo plazo, eso sí.

Nuestra Municipalidad ha rehabilitado más de 95 parques en todo el cantón, nos cuenta el alcalde Édgar Mora en el periódico cantonal El Monitor (abril 2015). En este irregular invierno, yo me ofrezco a sembrar al menos un árbol en cada uno. Yo ya empecé, junto a mi mejor amiga. Me ofrezco de voluntario para recorrer y reforestar los cuatro distritos. Que cada calle sea un lugar de embeleso. Que provoque deseos de pasar, estar y quedarse, salir a caminar, como en el bulevar de Rohrmoser.

Me ofrezco de voluntario, pero acepto ayuda. Bienvenidas las empresas privadas y estatales que deseen seguir el liderazgo de Bioland y la Fundación Árboles Mágicos. Estudiantes, amas de casa, niños, ancianos, tirios y troyanos: ¡unámonos!

Unámonos para poblar jardines, márgenes de los ríos y de la línea del tren del majestuoso cortez negro, o algún otro de la numerosa lista de árboles nativos con los que la naturaleza nos ha premiado y bendecido.

Más y más árboles nos permitirán obtener más sombra, más frutos, más colores, más sueños, más energías, más música, más equilibrio, más armonía, más aves, más ardillas, más solaz, más pasión, más felicidad, más pureza, más esplendor, más magia, más aire, más agua, más alegría, más vida y más poesía.