Enviar
Colocación de créditos para estudios aumentó un 23% en lo que va del año
Más estudiantes se endeudan para terminar carreras

• Deudores que se queden sin empleo podrían optar por una prórroga de hasta un año en el pago de sus cuotas

Yessenia Garita
[email protected]

Diana Valverde, vecina de San Pedro, es una estudiante universitaria que se niega a abandonar su sueño de convertirse en profesional a pesar del difícil entorno económico.
Tiene un año de haber iniciado sus estudios de enfermería; sin embargo, ante la apretada situación económica que vive su familia tuvo que buscar una opción para alcanzar su meta.
“Para continuar estudiando tuve que buscar un préstamo, de lo contrario tenía que abandonar mi sueño”, dijo Valverde.
Ella forma parte de los más de 1.000 estudiantes que recurrieron este año a los préstamos que brinda la Comisión Nacional de Préstamos para Educación (Conape).
Solo entre enero y febrero, los créditos para estudio se han incrementado en un 23% en esa entidad.
En 2008, en los primeros dos meses se otorgaron 1.312 créditos por ¢4.500 millones, mientras que en el mismo periodo de este año se aprobaron 1.612 por un monto de ¢6.500 millones.
Para este año Conape tiene disponibles ¢26.700 millones que podrían beneficiar a unos 7.500 estudiantes, con una tasa de interés fija del 7% hasta diciembre.
“Fue claro el aumento en las solicitudes durante estos dos primeros meses del año”, dijo Mario Zaldívar, director ejecutivo de Conape.
Estos créditos permiten el financiamiento de costos de matrícula o asignaturas, adquisición de libros o equipos de cómputo, transporte, pago de tesis de grado o el trabajo de investigación final.
Se financia el periodo de estudios que establece el programa de la carrera que va a cursar, hasta un máximo de seis años y el inicio del pago del préstamo se hace una vez que la persona concluya los estudios.
“Los jóvenes están buscando opciones para no abandonar las aulas universitarias. Los préstamos se han convertido en una buena opción para continuar con sus estudios”, dijo Albán Bonilla, director ejecutivo de la Unidad de Rectores de Universidades Privadas de Costa Rica.
Como medida para contrarrestar los efectos de la crisis y con el fin de ayudar a quienes han quedado desempleados o no logran conseguir trabajo en esta época para pagar los préstamos, Conape decidió brindar una prórroga que permita pagar a partir de enero de 2010.
“Si una persona no logra conseguir trabajo o queda desempleada, puede solicitar el periodo de gracia”, explicó Zaldívar.
Ya existen personas que se acogieron a este beneficio. “Al menos 15 jóvenes ya solicitaron la suspensión de cobro durante lo que resta de este año por efectos de la crisis o porque perdieron su empleo”, indicó Patricia Marini, funcionaria de Conape.
La morosidad pasó en los primeros meses de 2009 de un 9% a un 13%.


Ver comentarios