Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Martín Fierro sabe de buena carne

Redacción La República [email protected] | Viernes 09 octubre, 2015

Andrés Villalta, chef del restaurante, afirma que en su cocina no hay secretos ni artilugios. Esteban Monge/La República


Martín Fierro sabe de buena carne

No hay secretos para conquistar el paladar del cliente, solo buenas prácticas que sostienen platillos de calidad con el paso del tiempo

Encontrar un buen corte de carne parece tarea sencilla, pero en la práctica suelen aparecer muchas decepciones cuando se trata de encontrar un trozo de res jugoso, con una buena cantidad de grasa intramuscular y suave.

Martín Fierro, restaurante tipo parrillada argentina, es un espacio que busca dar siempre en el clavo para quienes las proteínas son parte elemental de su buen comer.

En la cocina del chef Andrés Villalta no hay secretos ni artilugios para que los clientes salgan enamorados de sus cortes. Lo que sí existen son buenas prácticas y la experiencia de quienes preparan cada plato.

Lo elemental, aseguró el chef ejecutivo, es trabajar con cortes de carne de calidad certificada. Además se les da una maduración adecuada y siempre se cuida la cadena de frío.

“La carne no necesita muchos ingredientes para resaltar su sabor, solo se requiere que sea la óptima, fresca y que se le trate de la mejor manera. Nosotros trabajamos con cortes de Estados Unidos de calidad choice a excepción de un bife de chorizo y un lomito”, detalló Villalta.

Si decidirse entre sus 13 cortes nacionales e importados le resulta una tarea difícil, entonces la recomendación del chef puede ser de ayuda.

La entraña Martín Fierro es como ir a la segura. Es un corte que cubre las costillas de la vaca, con grasa intramuscular que a la hora de pasar por el fuego le aporta gran sabor.

“Con este platillo pensamos que al ofrecer un sabor tan intenso necesitábamos acompañarlo de sabores fuertes como el prosciutto, arúgula, queso parmesano en lonjas y por último una reducción de vinagre que se complementan muy bien”, detalló Villalta.

El complemento ideal sería un vino de la uva Cabernet Sauvignon, ideal para esta carne que fusiona sabores argentinos e italianos.

Angie Sandí, administradora del lugar, aseguró que la meta en el restaurante es que los comensales salgan con ganas de volver. Por eso se esfuerzan en complacerlos en cada detalle.