Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


Manuel Antonio crece al borde del peligro

Redacción La República [email protected] | Sábado 25 abril, 2009



Desarrollo inmobiliario y turístico genera tensión sobre la capacidad de la zona para atender la demanda
Manuel Antonio crece al borde del peligro
El lugar se ha convertido en un destino de proyectos de lujo e inversiones millonarias

Karen Retana
[email protected]

La proliferación de proyectos turísticos de lujo en Manuel Antonio genera una fuerte presión sobre la capacidad del lugar para atender la futura demanda.
En los últimos meses, inversionistas locales y representantes de cadenas internacionales han anunciado inversiones millonarias en la zona y la creación de cientos de habitaciones dirigidas a captar un público de alto poder adquisitivo.
Pese a su potencial turístico, el parque se ha mantenido en una encrucijada. La carencia de recursos para su supervivencia lo mantiene al borde del cierre. Aún le quedan dos meses más para cumplir con las disposiciones sanitarias que establece el Ministerio de Salud.
Por ahora el parque dispondrá de unos ¢120 millones para mejorar sus instalaciones, capital aportado por las autoridades de Turismo.
“El parque genera suficientes recursos como para que se le pueda dar un mantenimiento de alta calidad. No es posible que un parque nacional tan visitado tenga que enfrentar esas penurias con amenazas de cierre incluso”, comentó Alberto López, director ejecutivo de la Cámara de Turismo
En el periodo de enero a junio de este año, un total de 31.517 costarricenses y más de 105 mil turistas internacionales visitaron el parque convirtiéndolo en uno de los principales atractivos de la zona.
Asimismo, el dinamismo que experimenta Manuel Antonio se revela en la cantidad de permisos que se solicitan, pues el cantón de Aguirre reporta más de 12 mil metros cuadrados en el primer trimestre de este año.
En el paisaje de Manuel Antonio ya se ha comenzado a vislumbrar la construcción de imponentes edificios en altura u hoteles tipo boutique con servicios muy especializados.
El Grupo Fashion Hotel dio a conocer la apertura de un complejo con dichas características y cuya inversión es de $20 millones.
Al igual que esta, los empresarios de la zona no se han quedado atrás y ya han comenzado a ampliar sus instalaciones para captar el potencial que este destino ha cobrado como ruta turística. Este es el caso del hotel El Parador que recientemente construyó 40 habitaciones más.
Estas inversiones se sumarán a los 1.000 cuartos de que dispone la zona para atender la demanda de visitantes.
“Hay mucho interés
de los empresarios hoteleros en elevar sus estándares de calidad y trabajar de forma sostenible, se evidencia con la entrada de algunos hoteles al programa de Certificación de Sostenibilidad Turística”, comentó Erick Ash, presidente de Grupo Manuel Antonio.
Por otra parte, la puesta en operación de la marina Pez Vela este año podría dinamizar la zona, tanto en generación de servicios como en demanda de visitantes.
La atención de servicios básicos como agua podría ser solventada tras la ampliación del acueducto.