Enviar
Manual contra ladrones de “gadgets”
La protección más efectiva consiste en llevar el aparato consigo

Un manotazo y desaparece todo: dueños de computadoras portátiles o teléfonos inteligentes suelen facilitar el trabajo a los ladrones, al dejar sus aparatos sobre la mesa del restaurante o colgando del respaldo de la silla mientras van al baño o al meterlos en el bolso de la mochila. Algo increíble, señala Rainer Hattenhauer: “Un moderno Smartphone es casi tan importante como dinero en efectivo o una tarjeta de crédito, y debería ser tratado en consecuencia”.
Hattenhauer acaba de publicar un libro titulado “El Smartphone Android: 10 lecciones para novatos”. Este especialista conoce las posibilidades técnicas mediante las cuales dispositivos móviles pueden ser protegidos o ubicados en caso de robo, pero no confía demasiado en ellas: “No conozco ningún caso en el que alguien haya recuperado su celular después de un robo”. Por ello, protección antirrobo para celulares y laptops quiere decir sobre todo prevención, para que el aparato no llegue a ser robado. Y, segundo, limitación de los daños en caso de que algo llegue a suceder.
Lo mismo opina Andreas Mayer, jefe de la división de prevención del delito de la policía alemana. Lo principal es no ofrecer oportunidad alguna al ladrón: la protección más efectiva consiste en llevar el aparato consigo.
Otras medidas físicas como un maletín de seguridad o cerrojos especiales para laptops (Kensington Locks) son menos efectivas, entre otros motivos porque resultan poco prácticas: cuando el cerrojo no se adapta razonablemente a la vida cotidiana, al cabo molesta más de lo que sirve, estima Rainer Hattenhauer.
Protecciones físicas las hay no solo para la laptop, sino también para el Smartphone, por ejemplo, alarmas para el llavero, que suenan automáticamente cuando una persona ya determinada sobrepasa la distancia con la alarma. El problema radica en que estos aparatos funcionan a través de Bluetooth, dice Mayer: “a través de una conexión Bluetooth activa, en condiciones determinadas, extraños pueden echar mano a datos sensibles”. Y este es un nuevo riesgo.
Una prevención antirrobo implica también una clara identificación del Smartphone o la laptop. En el caso de los teléfonos móviles esto es muy fácil y funciona mediante el llamado número IMEI (International Mobile Equipment Identity). Este número es único para cada celular y puede conocerse mediante la combinación “*#06#”. Los propietarios de un teléfono móvil deben anotar este número en su agenda: en caso de ser hallado, el aparato puede ser identificado claramente.
El comercio ofrece también software para ubicar laptops o Smartphones perdidos. Aunque el policía Mayer encuentra que tales programas no siempre sirven: en muchos casos la ubicación no es precisa y la zona de búsqueda es demasiado grande. Las posibilidades de recuperar por esta vía un objeto perdido son más bien escasas.
Pero esto no significa quedarse con los brazos cruzados ante un robo. En el caso de un Smartphone hay que hacer desactivar de inmediato la tarjeta SIM. Lo mejor es hacerlo mediante el teléfono de urgencia del proveedor. Desde el extranjero, puede también probarse borrar los datos en el aparato.
En las tiendas telefónicas hay numerosos programas de borrado de datos. No hay que pagar necesariamente por este servicio. Compruebe primero si el Smartphone dispone de una función de desactivación.
Esto es posible en varios modelos Nokia o Sony-Ericsson, en los cuales el usuario puede poner un código mediante el cual el aparato robado puede ser bloqueado mediante un mensaje SMS. En tal caso, lo lógico es primero enviar el SMS de bloqueo y después pedir la desactivación de la tarjeta SIM en el celular robado.
Algunos fabricantes como HTC o Samsung tienen plataformas de Internet gratuitas mediante las cuales se puede ubicar y bloquear el aparato robado, y borrar en él los datos almacenados. En Windows Phone 7 tales funciones están incorporadas en el sistema operativo.
Apple dispone de las funciones de seguridad del servicio Mobile Me. Este servicio es de pago, pero el app de localización y bloqueo del iPhone es gratuito. Los usuarios del sistema Android tienen muchas posibilidades en el mercado de apps.
El borrado a distancia tiene solo un problema: todos los datos, incluyendo direcciones, números telefónicos, citas o documentos, desaparecen completamente. Es por esto que los expertos aconsejan hacer regularmente copia de seguridad de todos esos datos.

Hannover / DPA
Ver comentarios