Enviar
Cuentas pendientes podrían socavar confianza en aspirantes
¿Manos limpias en el PLN?

Quien tiene más procesos abiertos en su contra es el alcalde josefino

Si las elecciones nacionales fueran este fin de semana, el PLN tendría las mayores oportunidades de ganar. Ese es un secreto a voces, reconocido incluso por los partidos de oposición.
Pero, ¿tienen los precandidatos liberacionistas las manos totalmente limpias para gobernar?
Procesos abiertos ante el Ministerio Público, la Contraloría, la Procuraduría, el Tribunal Supremo de Elecciones y el OIJ, podrían plantear dudas ante los electores.
En momentos en que la clase política es cuestionada por supuestos actos de corrupción, es importante que las cuentas pendientes se aclaren y para ello, todavía queda mucho tiempo.
La carrera electoral en el PLN se resolverá el 21 de abril del otro año y tiene a Johnny Araya, alcalde de San José, como el líder actual en ese pulso.
Desde enero se mantiene en el lugar de privilegio con un 32% de apoyo, de acuerdo con las mediciones hechas por CID Gallup para LA REPUBLICA.
No obstante, entre los verdiblancos, es el aspirante con más procesos abiertos en su contra.
Solo en la fiscalía se investigan ocho denuncias.
Las acusaciones contra el alcalde son por los supuestos delitos de peculado, enriquecimiento ilícito y prevaricato, todos con penas carcelarias para sus infractores.
Asimismo, enfrenta procesos para retirarle la credencial en el TSE, por una supuesta transgresión al sistema de control de la hacienda pública, así como una investigación en la Procuraduría por supuestamente autorizar dietas indebidas a los regidores.
“Hay una cascada de denuncias de la misma persona en mi contra. Todas ellas, no tienen fundamento y por eso creo que tienen un objetivo político claro, que es afectar mis aspiraciones”, indicó Araya, quien aseguró estar en la mejor disposición de aclarar cualquier duda.
Los otros aspirantes tienen procesos abiertos en distintas sedes, ya sea en el TSE, la Contraloría o la Procuraduría.
Por ejemplo, Arias corre el peligro de enfrentar en plena campaña una acusación penal.
Esto, porque la fiscalía está a la espera de que se resuelva una acción de inconstitucionalidad que le daría acceso a nueva información en el caso BCIE.
Hasta el momento, el Ministerio Público ha tratado de mantener con vida el caso, a pesar de que un juez ya dictó un sobreseimiento definitivo para el verdiblanco.
Caso especial es el de José María Figueres, presidente de la República entre 1994 y 1998, quien regresó al país en diciembre del año pasado tras un autoexilio de casi una década.
Los diputados de oposición en el Congreso se reservan el derecho de reactivar la comisión de investigación del caso ICE-Alcatel, pues a pesar de que él fue a Cuesta de Moras a brindar explicaciones, aún no se ha emitido ningún informe político sobre este tema.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios