Mano dura de Trump contra inmigrantes preocupa a agricultores
Los grandes cultivos, como los de la soya, podrían verse afectados con la falta de mano de obra. Bloomberg/La República
Enviar

Recientes redadas por parte de las autoridades de inmigración estadounidenses enfocadas en inmigrantes indocumentados están generando una oleada de angustia en el sector agrícola de Estados Unidos, que depende en gran medida de trabajadores extranjeros.

Se han hecho cientos de arrestos en al menos seis estados durante la última semana. Eso dejó a trabajadores indocumentados temerosos de viajar y a los productores agrícolas evaluando si pueden arriesgarse a contratarlos, según organizaciones que representan a ambos grupos.

Los productores agrícolas del oeste de Estados Unidos ya han lidiado con la merma en la oferta de mano de obra, en parte por la intensificación en la seguridad fronteriza durante años, dijo Pete Aiello, gerente general de Uesugi Farms con sede en Gilroy, California.

Aiello teme que las cosas empeoren este año y su compañía no esté en condiciones de hallar suficientes contratistas.

Trabajadores contratistas
Uesugi cultiva pimentones y chiles, repollo de napa, maíz dulce y fresas en 5.000 acres (2.023 hectáreas) en California, Arizona y México.

Su experiencia sirve para ejemplificar la de muchos productores agrícolas en esa parte del país. Durante el máximo nivel de trabajo de temporada, Uesugi toma cerca de 600 trabajadores contratistas, la mayoría de ellos nacidos en México, para que ayuden a recoger, seleccionar y envasar sus verduras y frutas.

Más de la mitad de los trabajadores agrícolas estadounidenses son indocumentados, según la American Farm Bureau Federation.

Las amenazas del presidente Donald Trump contra los inmigrantes podrían provocar el alza de las cuentas de abarrotes, ya que los agricultores y las empresas ya tienen que lidiar con la escasez de mano de obra, según estudios del buró y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Ver comentarios