Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



GLOBAL


Manifestantes sacuden Tegucigalpa

Redacción La República [email protected] | Miércoles 08 septiembre, 2010



Manifestantes sacuden Tegucigalpa
Obreros hondureños exigen incremento de salario y vuelta de Zelaya

Centenares de obreros, estudiantes y miembros del Frente Nacional de Resistencia Popular exigieron ayer en un “paro cívico nacional” un incremento del 15% del salario mínimo y el regreso “incondicional” del ex presidente Manuel Zelaya.
En Tegucigalpa, los manifestantes se movilizaron hasta el centro de la ciudad con dos marchas que salieron desde la Universidad Pedagógica Francisco Morazán y la Universidad Nacional Autónoma, en el extremo oriental de la capital hondureña, para pedir además una Asamblea Constituyente.
El dirigente popular Carlos Reyes dijo a Efe que “otros miles” de manifestantes celebraron paros e hicieron tomas de carreteras en importantes ciudades de los 18 departamentos del país, donde se pidió la vuelta de Zelaya, derrocado en junio del año pasado y exiliado actualmente en República Dominicana.
En la marcha de Tegucigalpa, manifestantes rompieron cristales en dos canales de televisión, privados, y la sede del estatal Comisionado de los Derechos Humanos.
Además, arrancaron una bandera nacional que había sido colocada por las autoridades locales de la capital en un bulevar el pasado día 1, con ocasión del inicio de las fiestas conmemorativas del mes de la independencia de Honduras.
La bandera nacional en azul y blanco fue sustituida del asta por una del Frente Nacional de Resistencia Popular en rojo y negro, con una imagen del prócer Francisco Morazán.
Los obreros de Honduras, según el dirigente sindical Israel Salinas, exigen un incremento salarial del 15%, rebajando su pretensión original de un aumento del 30%, pero el sector privado rechaza la petición de los trabajadores y solamente ofrece un 5% de aumento.
Salinas indicó ayer a periodistas que el presidente hondureño, Porfirio Lobo, debe decidir entre el 5 y el 15% de incremento salarial, que debió ser aprobado en abril pasado.

Tegucigalpa
EFE