Enviar
Estrés, mala alimentación, falta de ejercicio y fumado generan los mayores problemas de salud de los costarricenses
Malos hábitos de vida, principal causa de muerte

• Mortalidad por enfermedades circulatorias, cardiovasculares e infartos va en aumento


Danny Canales
[email protected]

Si usted es de las personas que no pueden vivir sin las papitas fritas es mejor que vaya buscando un menú más saludable.
El último informe sobre la situación de la salud en Costa Rica alerta que los problemas en el sistema circulatorio, los males cardiovasculares y los infartos son las principales causas de muerte.
Entre los tres padecimientos sumaron 10.057 decesos en 2006, según el estudio realizado en forma conjunta por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Ministerio de Salud costarricense.
Esas cifras equivalen a decir que dos de cada 1.000 personas fallecen por enfermedades relacionadas con la mala alimentación, falta de ejercicio, fumado y estrés.
“Los hábitos de consumo siguen siendo claves para la salud pública, pues inciden en problemas del corazón, diabetes, hipertensión, males circulatorios y cáncer”, reconoció María Luisa Avila, ministra de Salud.
El resultado del estudio realizado es clave para conocer cuáles son los problemas más importantes de la salud y activar las políticas necesarias para combatirlos, dijo Roberto del Aguila, representante de la OPS.
Precisamente a raíz del resultado del informe, Avila destacó la necesidad en el país de establecer una cultura de alimentación sana y crear la infraestructura para poder ejercitarse.
“Hay necesidad de buenas aceras y de mayor seguridad para que los ciudadanos salgan a caminar”, dijo la jerarca de Salud, quien agregó que el ejercicio combate la obesidad y el estrés; dos de las principales causas de las enfermedades en el país.
Otras cifras que causaron alerta entre las autoridades de Salud es el aumento de muertes por causas violentas como accidentes de tránsito, homicidios y suicidios.
En el caso de los accidentes en la circulación, el estudio demostró que en 2006 fallecieron 14,7 personas por cada 100 mil habitantes, debido a esa causa.
Por su parte, en ese mismo año se registraron 7,16 decesos por suicidio y 6,8 fallecidos por homicidio por cada 100 mil habitantes.
“Esto nos muestra que hay que hacer un esfuerzo mayor al que se está haciendo para detener las muertes violentas”, dijo Avila.
La jerarca lamentó la corta edad de las personas que mueren en accidentes de tránsito —entre 18 y 40 años, principalmente hombres— pues están en edades productivas.











Ver comentarios