Enviar

Malestar por altos precios de autos en Cuba

 

201401031416311.AUTOS-CUBA.jpg
La venta minorista de vehículos nuevos y usados, cuya comercialización estuvo limitada y sujeta a permisos estatales durante décadas en Cuba, arrancó hoy en la isla en medio del malestar ocasionado a causa de los altos precios fijados por el Gobierno para los automóviles.

La medida, que entró en vigor este viernes, fue anunciada en diciembre pasado como un nuevo paso para eliminar prohibiciones y avanzar en las reformas del Gobierno de Raúl Castro, con el objetivo de "actualizar" la economía socialista.

En 2011 el Gobierno ya había autorizado las transacciones de vehículos entre particulares, sin embargo, mantuvo hasta hoy las limitaciones para su venta a personas naturales en las entidades comercializadoras estatales, las únicas que operan en el país.

En La Habana, estas entidades publicaron en sus sedes los listados de autos disponibles y sus precios, mientras decenas de curiosos o compradores potenciales se lamentaban afuera por las tarifas y muy pocos entraban a gestionar alguna compra, según constató Efe.

Las tarifas de listados de coches de segunda mano, divulgadas hoy, oscilan entre los $20 mil  y los $110 mil y sólo dos modelos con más de una década de uso están alrededor de los $15 mil.

Una agencia del municipio habanero de Playa, por ejemplo, ofertó un Peugeot de 2008 a más de $85 mil, autos Kia de 2008 y 2011 valorados entre los $28 mil  y los $41 mil, respectivamente, así como un Volkswagen de 2007 por $25 mil.

En la misma línea, las ofertas de autos de 2013 de la comercializadora Peugeot incluyeron precios desde más de $90 mil hasta los $262 mil.


Ver comentarios