Maldiciones heredadas del deporte
Lionel Messi estuvo cerca de superar el maleficio argentino pero se quedó con las ganas de levantar la Copa del Mundo en Brasil. Archivo/La República
Enviar

Los Cubs de Chicago se quitaron de su espalda 108 largos años sin obtener un título de las Grandes Ligas y la semana anterior consiguieron ese tercer cetro de campeones en su historia.

Sin embargo, en el deporte muchas maldiciones siguen vigentes, y muchas de ellas tienen un supuesto hechizo o condenación que los aleja de la senda máxima del triunfo.

ACCIÓN repasa algunas de las más largas y llamativas maldiciones en la historia del deporte.

Maldición de Bela Guttman
Benfica

Bela Guttman fue el entrenador que llevó al Benfica al bicampeonato europeo en los años 70.

Después de vencer al Real Madrid en la final de la Copa de Europa de 1962, el técnico renunció porque el equipo rechazó aumentarle el sueldo y lanzó su ira contra el club.

“Dentro de los próximos 100 años el Benfica no será campeón europeo”, dijo Guttman a su partida.

Ya pasaron más de cinco décadas y las Águilas han perdido ocho finales europeas.

Maldición Virgen de Jujuy
Selección Argentina de fútbol

La albiceleste no gana una Copa del Mundo desde México 1986, con la mejor versión de Maradona.

Dicen los argentinos que no levantan el trofeo porque los jugadores que participaron en tierras aztecas, viajaron a Jujuy para pedirle a la Virgen que les ayudara a conseguir el título, prometiendo que regresarían con la Copa, sin embargo no lo hicieron.

Después de esto, llegaron a las finales de Italia 1990 y Brasil 2014, ambas perdidas frente a Alemania; aunado a eso perdieron dos veces consecutivas la Copa América (2015 y 2016).

Maldición de Bobby Lane
Leones de Detroit NFL

Bobby Lane lideró a los Leones de Detroit a tres títulos de la NFL en la década de 1940, pero después de la temporada 1957 el equipo cambió al legendario mariscal de campo a los Steelers de Pittsburg al considerar que ya estaba acabado y no podría recuperarse de una lesión.

La decisión de los Lions desató la ira de Lane, quien dijo: “Detroit no ganará en 50 años”.

El tiempo se cumplió en 2008, pero los Lions no han vuelto a ser campeones, ni volvieron a jugar un Super Tazón.

Maldición del muñeco
Cartaginés

A pesar de ser uno de los equipos con mayor historia del área de Concacaf y el primero en Costa Rica, el Club Sport Cartaginés ganó un campeonato de fútbol por última vez en 1940.

Han pasado 76 años y generaciones de aficionados han crecido, y algunos de ellos han muerto, sin ver a su equipo campeón.

Una versión cuenta que alguien hizo un sortilegio en contra del equipo al enterrar, clandestinamente, un muñeco de maleficio bajo el césped del estadio.

La otra versión asegura que tras ganar el campeonato, los eufóricos jugadores del Cartaginés entraron a la Basílica montados a caballo y muchos de ellos borrachos, hicieron desmanes en su celebración.

Aparentemente, el sacerdote lanzó una maldición y dijo que el equipo no volvería a ser campeón hasta que muriera el último de los jugadores que habían participado en aquel sacrilegio.

Desde aquella vez, los brumosos han llegado a ocho finales, perdiendo todas.



Ver comentarios