Enviar
Profesores se niegan a organizar curso lectivo por trimestres
Maestros presionan a Garnier para no cambiar vacaciones

Propuesta de Ministro de Educación defiende que se administrará mejor el tiempo
Hoy los sindicatos de profesores volverán a las calles para presionar a Leonardo Garnier, ministro de Educación Pública, a mantener el calendario escolar y enfocar el diálogo en la calidad de la labor docente.
Garnier impulsa una reforma de trimestralización para cambiar las fechas en que inicia el curso lectivo, administrar mejor el tiempo y que los exámenes se realicen antes de las vacaciones.
La propuesta menciona realizar recuperaciones al final de cada trimestre para los alumnos que están atrasados, mientras que quienes concluyen con éxito se dedican a otras actividades.
No obstante, los maestros están en contra de estos cambios, pues aducen que más bien representarán una carga adicional, tanto para docentes como para estudiantes, por el tiempo que deben dedicar a la planeación de actividades y revisión de exámenes.
Para que la trimestralización se incorpore, la Ley de Carrera Docente debe someterse a votación y ser reformada en la Asamblea Legislativa, trámite que sería complicado de completar sin el apoyo de los sindicatos.
“La propuesta de trimestralización no tiene un sustento pedagógico y legalmente no procede. Perderíamos cinco días de vacaciones, y no se menciona cómo se van a remunerar ni se ahonda en aspectos que afectarían por ejemplo a nuestros compañeros del área administrativa”, afirmó Mélida Cedeño, presidenta de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE).
Cerca de 20 mil agremiados marcharán como rechazo a la medida desde la Plaza de la Democracia hasta Casa Presidencial, aseguran los organizadores de la huelga.
“Me ha sorprendido la actitud confrontativa de los sindicatos. Lo han convertido en un pulso. Es como tener un carro al que se le pinchó una llanta, yo propongo cambiar la llanta y me reclaman porque también hay que arreglar el carburador. Sí, hay que hacerlo, pero la educación también necesita otros arreglos para poder caminar”, explicó Garnier.
El cambio de las vacaciones sería completar la reforma que se realizó en la década de los años 70, cuando se pasó de un calendario bimestral a uno trimestral. Sin embargo, las vacaciones en ese momento se mantuvieron en las mismas fechas, aclaró el Ministro.
Desde que se anunció la marcha, Garnier ha intentado conversar con las autoridades gremiales sin éxito, pues aseguran que el diálogo lo quieren hoy mismo, con la condición de que se discutan también otros temas pendientes.

Silvia Pardo
[email protected]

Ver comentarios