Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



GLOBAL


Macron se ve con Putin y Merkel insta a autosuficiencia europea

Bloomberg | Martes 30 mayo, 2017

El Presidente francés ha prometido un "diálogo exigente" en las conversaciones. Bloomberg/La República


El presidente francés Emmanuel Macron ofrecerá a su par de Rusia, Vladimir Putin, un recorrido por el palacio real en Versalles, cerca de París, tras su debut en la reunión del Grupo de los Siete la semana pasada.

En su primer encuentro, los dos líderes tienen una serie de temas difíciles de discutir, incluido lo que Macron llamó la "invasión" por Rusia a Ucrania y su papel en Siria. El Presidente francés ha prometido un "diálogo exigente" en las conversaciones, un día después de que la canciller alemana Angela Merkel exhortara a Europa a defenderse por sí misma.

"Europa está ahora presente en la escena internacional. Europa es sólida, y ese es un mensaje que transmitirá el Presidente", dijo el lunes Benjamin Griveaux, portavoz de Macron durante la campaña electoral.

Después de 16 días en el poder, el Presidente de 39 años todavía está sentando las bases para sus tratos con los líderes mundiales. Después de una serie de reuniones bilaterales en la reunión de la OTAN en Bruselas y la cumbre del G-7 que realizó en Sicilia el sábado, Macron ha dicho que está listo para los juegos de poder en que se embarcan líderes como Putin y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al tiempo que deriva fuerza de su relación con Merkel.

Esta no es la primera vez que un presidente francés ha utilizado Versalles para impresionar a sus invitados. François Mitterrand, quien recibió apoyo de los comunistas, invitó a Margaret Thatcher, Ronald Reagan y Pierre Trudeau a una reunión del G-7 en el palacio en 1982, para indicar que planeaba conducir Francia con un estilo real.

Macron y Putin mantendrán cerca de dos horas de conversaciones, comprendida una reunión privada de 40 minutos destinada a establecer lazos después de meses de tensas relaciones durante la campaña.

Putin abiertamente apoyó a dos de los rivales de Macron, el republicano François Fillon y luego a Marine Le Pen, y el equipo de Macron acusó al Gobierno ruso de participar en una serie de ataques cibernéticos en sus sistemas. El embajador de Rusia en Francia, Alexandre Orlov, negó cualquier papel en el hacking en una entrevista por radio Europe.