Iris Zamora

Iris Zamora

Enviar
Lunes 17 Agosto, 2015

Me gustaría ver repetida su actitud (Wanchope) en la clase política nuestra, que se ha perdido en el laberinto de la mediatización del discurso y el cortoplacismo

…desde Moncho

Macho… no

Sr. Paulo César Wanchope: Confieso que no me gustó la manera en que usted llegó a ser DT de la Selección Nacional. No soy objetiva. Don Jorge Luis Pinto siempre me encantó por su disciplina, un valor que no goza de simpatía en el país. Mi valoración es emocional.
No sé nada de futbol, ni me atrevo a juzgar si usted tenía o no la capacidad para el cargo. La crisis estalló, la magnificaron con una cobertura parcializada. Eso terminó marcando su gestión.
Su decisión de renunciar al cargo de DT, luego de los acontecimientos en Panamá, en donde reaccionó frente a una evidente agresión, como seguramente reaccionaría el 99% de las y los costarricenses que hoy le juzgan, nos mostró también a un Pablo con hidalguía, humilde, con integridad. Su ejemplo de dignidad, respeto por su trabajo, amor a su familia, más allá de la Selección, debe ser destacado, desde mi visión de aficionada, como uno de sus mejores legados. Me gustaría ver repetida su actitud en la clase política nuestra, que se ha perdido en el laberinto de la mediatización del discurso y el cortoplacismo.
Gracias, Paulo. Le ofrezco disculpas por no mirar a la persona, sino al personaje. Sus hijos, su familia, deben sentirse orgullosos de usted.
Estimado Óscar Ramírez: He celebrado su paso por LDA, como jugador y director técnico. Extraordinario aporte al club, a la afición, a los jugadores, al futbol nacional. ¡Hasta Justin terminó jugando partidos con su sistema de juego!... Su talento para “leer” los partidos, como dicen los que saben, para hacer los cambios en el momento pertinente, la oportunidad que ha dado a jugadores de alto rendimiento, es un trabajo maravilloso. Le escribo para disuadirlo de que acepte la tentadora oferta de dirigir la Sele.
No sé si le gusta el papel de apagafuegos. Es lo que pretenden. Usted seguramente lo sabe mejor que yo. Si clasifica, no le permitirán ir al Mundial. He leído que lo quieren para “las eliminatorias”. Ese es el techo que le ha fijado el Olimpo futbolero criollo.
No son la mayoría, pero son muy influyentes. Los periodistas deportivos y dizque analistas, que quitan y ponen técnicos. Ellos elaboran sus propias convocatorias y sistema de juego para la Sele. Exigen que se siga sus instrucciones... Lo destruirán cuando tengan su sustituto; con cualquier argumento: El sistema de juego “defensivo” y “conservador” la línea de cinco, la convocatoria de laterales, o delanteros, la falta de experiencia internacional, el bigote, el traje que usa…
Lo de ellos no es el futbol. Es el Poder.
¡Para qué se va a meter en ese berenjenal!… Como asistente, su aporte será reconocido; como DT lo hundirán, esa es la lógica de una afición, y prensa fanática que se cree experta… Además, algunos jugadores la palabra “lealtad” creo que la escriben con hache… Respeto sinceramente su trabajo; es probable que esta solicitud de aficionada sea improcedente. Su capacidad y talento están probados, pero el serrucho impregnado de mezquindad y envidia continúa siendo parte del alma nacional.

Iris Zamora