Machillo deseaba más goles
Jonathan McDonald fue el verdugo del Saprissa en la ida de la semifinal. Su doblete además lo catapultó a la cima del goleo del campeonato. Página oficial de Alajuelense/La República
Enviar

Machillo deseaba más goles

En la otra acera, Jeaustin recuerda haber remontado marcadores más difíciles

Alajuelense no se fía de su ventaja de dos goles, aunque su técnico, Óscar Ramírez, asegura que pudieron ser más, a como jugaron el primer tiempo.
“Estuvo para más goles. En el primer tiempo fuimos muy superiores, nos impusimos. Trajimos el balón desde atrás y fuimos ofensivos”, aseguró el “Machillo”.


Para el timonel de Alajuelense la principal virtud del equipo fue precisamente esa construcción desde atrás, reflejada en el segundo gol manudo, donde Johnny Acosta parte desde la defensa con combinaciones que terminan con un centro suyo al área.
“Si vemos el gol gestado por Acosta, él viene desde atrás, haciendo paredes. Hemos sido ofensivos, como lo fuimos todo el torneo”, aseveró Ramírez.
Del complemento el “Macho” opina diferente, pues cree que cayeron en el juego de su archirrival.
“En el segundo tiempo quería más goles, ellos quisieron bloquearnos y quizá la manera de salir de esa presión no fue la mejor, tal vez nos equivocamos en la forma, tirando pelotazos”, agregó el entrenador rojinegro.
Por su parte, el técnico Jeaustin Campos se muestra confiado en que su equipo logrará revertir la desventaja de dos goles, tal como lo hizo en el Verano de 2008.
En esa ocasión los morados ganaron 3-0 en la vuelta en Tibás, marcador que pretende Campos el próximo miércoles. “Esta serie es similar a la del 2008, y espero que los resultados sean similares también”, sentenció.
Respecto al partido, reconoció que su equipo se equivocó en los detalles, pocos pero determinantes para que la Liga sonriera primero.
“Nuestros errores hoy (ayer) fueron muy sensibles, analizando los detalles podremos corregir esto en la vuelta. No hablaré de fallos individuales, pero sí hubo yerros graves en algunas líneas”, afirmó Campos.
Sobre las variantes que realizó para el clásico, el entrenador defendió la inclusión de Daniel Colindres en detrimento de Jonathan Moya, a pesar de que el segundo es el goleador del equipo.
“Jonathan es más de área, mientras que Colindres es más potente, sostiene mejor la pelota y va más a los costados. Siempre trato de buscar los mejores perfiles para los partidos”, detalló el técnico tibaseño.
Nota aparte en el Clásico fue la conquista del goleo de Jonathan McDonald, que superó a Moya y a Yendrick Ruiz como los mejores anotadores del torneo con 19 tantos.
Hace un año el delantero erizo vivía un calvario que lo llevó hasta el diván de un psicólogo, hoy saborea las mieles que traen consigo los goles.
“Vivo un sueño. Hace un año no me imaginaba esto, vivía una situación muy difícil. El cuerpo técnico me exigió mucho para estar en este momento. Agradezco a los que creyeron en mí”, expresó McDonald.
La vuelta del Clásico nacional se jugará el próximo miércoles a las 8 p.m. en el Ricardo Saprissa. Los morados tendrán que ganar por un mínimo de dos goles para llevarse la serie, ya que en caso de empate en el marcador global, les favorece la ventaja deportiva.


Jeffry Garza
Para La República


Ver comentarios