Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



GLOBAL


Lugo promueve pacto entre Mercosur y UE

Redacción La República [email protected] | Miércoles 25 mayo, 2011



Lugo promueve pacto entre Mercosur y UE

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, defendió ayer en Bruselas la naturaleza integradora del Mercosur en la región suramericana y abogó por que los países que lo forman superen sus diferencias de cara a lograr un acuerdo de asociación con la Unión Europea que beneficie a sus ciudadanos.
"El Mercosur constituye la apuesta decisiva hacia la integración regional en el marco del respeto del pluralismo, la soberanía y la autodeterminación", destacó el líder paraguayo en una audiencia en el Parlamento Europeo, y agregó que "debemos superar nuestras dificultades y avanzar hacia un acuerdo comercial que reduzca las asimetrías e injusticias sociales".
Lugo concluyó en la capital belga una gira europea que lo ha llevado a Alemania y Francia y a entrevistarse con los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, con un tema central en su agenda: las negociaciones para un acuerdo de asociación UE-Mercosur, que incluyen la liberalización del comercio entre los dos bloques.
Barroso valoró como "momento histórico" la primera visita de un presidente de Paraguay a las instituciones de la UE, y elogió la capacidad de recuperación económica del país.
Aseguró que se puede conseguir "un acuerdo muy importante para Europa, el Mercosur y el mundo", ya que se trataría del mayor pacto de comercio birregional de nueva generación para más de 750 millones de personas.
"Tenemos que poner las cosas en perspectiva, ver lo que se puede ganar y, también, encontrar una solución equilibrada para los países que puedan tener algunas preocupaciones", concluyó tras reunirse con Lugo, actual presidente pro tempore del Mercosur.
Ante los eurodiputados, Lugo dejó claro que, aunque hay países en el seno de ese grupo que "no piensan igual", están dispuestos a avanzar con garantías hacia la integración regional y la conclusión del acuerdo con la Unión Europea.
En su opinión, el proceso de integración no consiste únicamente en eliminar aranceles ni barreras aduaneras con un sesgo exclusivamente comercial, sino que es "es una oportunidad para abrir espacios sociopolíticos mediante una participación más activa de las ciudadanías de nuestros países".
En referencia a la unión aduanera, aseguró que en ese punto "no hay secretos: tenemos dificultades. El Mercosur en el día a día tiene mucho que recorrer todavía".
Lugo también afirmó que el acuerdo con la UE ayudará a fortalecer las instituciones de la región y a intensificar los vínculos políticos entre los miembros del Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay).
Los eurodiputados, por su parte, pusieron de manifiesto las preocupaciones de algunos países europeos, como Francia, por que su producción agrícola se vea perjudicada por el pacto con el Mercosur, donde hay países que son líderes mundiales en ese sector.
El diputado conservador español José Ignacio Salafranca insistió en la necesidad de alcanzar un acuerdo "equilibrado, justo y armonioso para ambas partes".
"Somos conscientes de las altas sensibilidades del proceso negociador entre ambas regiones. Lo importante es el esfuerzo que estamos realizando para desarrollar un proyecto que nos beneficie a ambas regiones", enfatizó Lugo en el Parlamento Europeo.
En ese ámbito, indicó que Paraguay es un productor importante de alimentos que "contribuye a la seguridad alimentaria del mundo", y recordó que sus productos ya cumplen con las normativas europeas para entrar en el mercado de la UE.
"No podemos decir que tengamos ni la calidad ni la profundidad de las instituciones democráticas europeas. Pero hoy, en el Mercosur, nadie piensa que pueda haber una ruptura de estas frágiles democracias", destacó el presidente paraguayo.

Bruselas
EFE