Lufthansa pierde juicio para detener la peor huelga de pilotos
El martes y miércoles, Lufthansa canceló más de 1.700 vuelos, o un 27% de su calendario normal, lo que se suma a los casi 2.800 servicios cancelados en una huelga de cuatro días que tuvo lugar la semana pasada. AFP/ La República
Enviar

Deutsche Lufthansa AG perdió una batalla legal en una corte alemana para evitar que sus pilotos reanuden el martes una huelga en el marco de una disputa laboral que ha provocado la cancelación de casi 4.500 vuelos durante este mes.

El Tribunal del Trabajo de Múnich rechazó la solicitud de la aerolínea de prohibir mediante una orden judicial la huelga de dos días que afecta a la principal marca Lufthansa, con lo que los pilotos quedan con el camino despejado para la mayor paralización del operador aéreo. La empresa va a apelar a la decisión, de acuerdo con un comunicado de la corte.
El martes y miércoles, Lufthansa canceló más de 1.700 vuelos, o un 27% de su calendario normal, lo que se suma a los casi 2.800 servicios cancelados en una huelga de cuatro días que tuvo lugar la semana pasada.
La extensión de la paralización podría costar a la aerolínea unos $48 millones, según estimaciones de la empresa alemana, y los vuelos de más de medio millón de pasajeros se verían afectados.
Un prolongado conflicto por salarios, condiciones laborales y el rol de la línea aérea de bajo costo Eurowings dentro del grupo, se intensificó la semana pasada luego que el máximo responsable, Carsten Spohr, pretendiera evitar lo que comenzó como una huelga de un solo día.
Cuando un tribunal laboral en Fráncfort desechó el caso y fracasó una apelación, el sindicado de pilotos Vereinigung Cockpit respondió extendiendo la paralización.
El máximo responsable se ha negado a ceder a las demandas salariales, al tiempo que busca reducir costos para hacer frente a la cada vez más intensa competencia de aerolíneas de bajo costo como Ryanair Holdings Plc.
Vereinigung Cockpit busca un incremento del 20% para sus miembros para el periodo comprendido entre 2012, cuando venció el último acuerdo, y 2017, lo que equivale a un incremento anual del 3,7%.
Lufthansa ha ofrecido un 2,5% para un periodo de seis años y la semana pasada reiteró su voluntad de aumentar la cifra al 4,4%, más el pago de un bono, si los pilotos aceptan concesiones relacionadas con beneficios por retiro, bonos por antigüedad y otros incentivos.
El sindicato dijo el domingo que extenderá la paralización ante la falta de una “oferta negociable” por parte de Lufthansa. La semana pasada, e intensificando el conflicto, Spohr respondió a la extensión de la huelga volviendo a poner en la palestra un caso judicial de hace dos años con el cual la aerolínea busca obtener 60 millones de euros en daños por parte del sindicato producto de una huelga anterior. Vereinigung Cockpit dijo que la medida era un intento por destruir al sindicato.
De acuerdo a Lufthansa, las protestas han generado pérdidas por cerca de 10 millones de euros en los días en que tanto los vuelos dentro y fuera de Europa se han visto afectados. La aerolínea ha debido reservar 4 mil habitaciones de hotel para pasajeros varados y levantar unas 400 tiendas de campaña en su centro de operaciones en Fráncfort para las personas que deben abordar vuelos de conexión. En tanto, a pocas semanas de Navidad, la extensión de la huelga podría afectar las reservas previstas para la temporada de fiestas.


Ver comentarios