Lufthansa ofrece concesiones para destrabar compra de Air Berlin
La propuesta de Lufthansa contempla la cesión de algunos derechos de aterrizaje —conocidos como slots— de Niki, la rama de ocio de Air Berlin en Austria, y LGW, su operación regional con sede en Dortmund, dijo una persona al tanto de las propuestas. Bloomberg/La República
Enviar

Deutsche Lufthansa AG ofreció concesiones en un intento por apaciguar a la Unión Europea, a la cual le inquieta que su adquisición de la mayoría de los activos de Air Berlin Plc pueda perjudicar a la competencia y subir los precios de los vuelos en Alemania.

La Comisión Europea confirmó que Lufthansa había presentado un paquete de las llamadas “compensaciones”, lo cual extendió automáticamente el plazo fijado para que el ente regulador se pronuncie sobre la transacción hasta el 21 de diciembre.

La propuesta de Lufthansa contempla la cesión de algunos derechos de aterrizaje —conocidos como slots— de Niki, la rama de ocio de Air Berlin en Austria, y LGW, su operación regional con sede en Dortmund, dijo una persona al tanto de las propuestas.

También intervino el Gobierno alemán, que llamó a una reunión antes que Lufthansa hiciera su presentación, frente al temor de que la aerolínea pudiera cancelar su oferta y pusiera en peligro el reembolso de un préstamo puente de 150 millones de euros ($179 millones), dijo la persona, que solicitó el anonimato porque las negociaciones son privadas.

Lufthansa confirmó que realizó propuestas a la Comisión sin explicar en qué consistían. Ahora, el ente regulador, que tampoco dio detalles, debe decidir si aprueba la adquisición con base en las concesiones, busca más compensaciones dentro de las próximas tres semanas u ordena una investigación más profunda que tardará cuatro meses más.

Extender la evaluación a una segunda etapa podría entrañar como riesgo que Lufthansa se abstenga de comprar y deje varados los vuelos al comienzo de la agitada temporada navideña.

En octubre, Lufthansa acordó comprar a Niki, que opera unos 20 aviones A321 de Airbus SE; LGW, que opera turbohélices, y algunos modelos adicionales de la familia A320 pertenecientes a la principal operación de Air Berlin.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, señaló que no se puede aprobar la transacción sin algunas concesiones.

“Estamos investigando muy minuciosamente estos mercados porque observamos superposiciones muy graves”, dijo la semana pasada, y agregó que existe el riesgo de que “se limite mucho la competencia en unas cuantas rutas”.

Ver comentarios