Lucha por mercado para bebés
Enviar
Lucha por mercado para bebés

Nestlé SA y Danone SA hicieron la primera ronda de ofertas por la unidad de fórmulas para bebés de Pfizer Inc., lo cual pone a las dos empresas de alimentos más grandes de Europa en competencia por la división.
Nestlé, dirigida por Paul Bulcke, tenía hasta junio pasado, equivalentes de efectivo e inversiones a corto plazo $8.300 millones, más del doble que los $3 mil millones de Danone.

La venta del negocio de nutrición para bebés, cuyos ingresos se aproximaron a los $2.000 millones en 2010, permitiría que el máximo responsable ejecutivo Ian Read se concentrara más en el desarrollo de remedios en Pfizer, entre cuyos medicamentos figura el comprimido para el colesterol Lipitor.
Además del efectivo que tienen a su disposición las empresas, sus calificaciones crediticias de grado de inversión podrían ayudarlas a pedir prestados fondos para adquisiciones.
Un representante de Nestlé, con sede en Vevey, Suiza, se negó a hacer declaraciones, en tanto dos portavoces de Danone no respondieron a las consultas.
“El proceso de analizar alternativas estratégicas para el negocio de nutrición de Pfizer está en marcha”, dijo Joan Campion, una portavoz de Pfizer.
“Actualmente estamos llevando adelante actividades para evaluar todas las opciones, incluidas la venta, la escisión u otra transacción”. La empresa espera anunciar una decisión este año, dijo.
Los potenciales compradores, sobre todo Nestlé, podrían enfrentar problemas antimonopolio en algunos mercados, dijeron dos de las personas.
Con la explotación de Pfizer, la empresa de alimentos suiza tendría más del 60% del mercado de fórmulas para bebés en Australia, México y otros lugares.
Danone tendría no menos del 80% en mercados como el Reino Unido, Turquía y Nueva Zelanda y más del 70 % en Irlanda y Australia, dijeron las personas.
Ambas empresas podrían deshacerse de activos para cumplir con los requisitos antimonopolio.
El negocio de la nutrición está clasificado en el puesto número cinco a nivel mundial por participación en el mercado, según Lee Linthicum, analista de Euromonitor International de Londres.
Esto se compara con Medio Oriente y África, y Asia, donde ocupa el tercer y el cuarto lugar respectivamente.
Pfizer dijo en julio que analizaría las opciones para las operaciones así como también la división de salud animal.
El fabricante farmacéutico, con sede en Nueva York, podría recaudar hasta $10.500 millones por la unidad de alimentos para bebés.
Ambas representaron en conjunto 8% de los ingresos del fabricante farmacéutico en 2010.
“Los inversores verán esto en forma positiva”, dijo Les Funtleyder, estratega para el área de salud y gerente de cartera de Miller Tabak Co. en Nueva York, cuyo fondo tiene acciones de Pfizer.
“Cuanto más rendimiento del capital, mejor”, dijo refiriéndose a una potencial venta. Las acciones de Pfizer aumentaron menos del 1%, hasta $21,99 la semana pasada. En el último año subieron 20%.
Abbott Laboratories dijo que no está participando en el proceso de Pfizer.
La empresa del área de la salud fue una de las partes que habían manifestado interés por la división, dijeron las personas al tanto del proceso en julio.
La empresa con sede en Abbott Park, Illinois, que anunció su propia división para bebés en octubre, todavía estaba interesada en ofertar por la unidad de Pfizer en ese momento, dijo una persona allegada a la cuestión.
Una escisión libre de impuestos continúa siendo una opción para la Pfizer.
La empresa había postergado la entrega de la documentación de venta para analizar si esa medida podía llegar a ser mejor para los inversores.

Bloomberg

Ver comentarios