Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Los sorprendentes Blazers

Dinia Vargas [email protected] | Lunes 30 diciembre, 2013

LaMarcus Aldridge ha tomado la batuta en los Blazers para convertirlo en una de las sensaciones de la temporada. Sam Forencich-AFP/La República


Los sorprendentes Blazers

Junto a Thunder y Pacers son los mejores de la NBA al llegar al primer tercio de temporada

Después de terminar la temporada pasada como uno de los peores equipos y comenzar un nuevo capítulo con derrota contra los Suns en casa, presagiaba que los Blazers llevaban el mismo camino.
Sin embargo, todo cambió y dos meses después el equipo de Portland es uno de los mejores de la NBA, llegando a igualar los números del Thunder y Pacers, ambos favoritos al título. Es más, por el momento, supera a otras escuadras como el Miami Heat o Spurs.
Años atrás el adiós de Brandon Roy le dio un giro total a Blazers. Las rodillas le dieron un basta al escolta estrella y jugador franquicia cuando estaba en su mejor momento y apostaban a que podía llevarlos al anillo.
Así comenzó el equipo una búsqueda por el draf, que le llevaría a gastar dinero y tiempo, tanto que las siguientes dos temporadas se quedarían sin poder alcanzar las fases finales. La paciencia debería ser la base de uno de los conjuntos de la NBA que cuenta con una de las aficiones más fieles.
Y cuando parecía que todo apuntaba a seguir ese camino una temporada más, Terry Stotts, uno de los técnicos más jóvenes y menos experimentados de la NBA, ha logrado dar con la fórmula.
La madurez de sus jóvenes promesas y el excelente estado de forma de LaMarcus Aldridge, su jugador franquicia, han situado a los Blazers en los puestos de arriba cuando ya se ha disputado más de un tercio de la competición.
El promedio de anotación de Trail Blazers es de casi 109 puntos por encuentro, el mayor de la NBA. Además, es el segundo con más rebotes por partido (46,2% por juego). Su lunar es que también permite muchas canastas en contra, más de 102 por juego, ese es el aspecto donde más deben trabajar.
Por su parte, Aldridge es quien mejor porcentaje posee con 23,4 puntos por partido, mientras le sigue el jovencísimo Damian Lillard (21,3).
El base de segundo año es una de las sensaciones de la liga. Su velocidad y manejo de balón le hacen muy difícil de parar, lo que obliga a los rivales a doblar la vigilancia sobre él, de lo que se aprovechan sus compañeros.
El equipo es una mezcla bien agitada de experiencia y juventud, donde cada uno sabe qué rol jugar en cada momento.
Eso lo ha llevado a sumar 24 triunfos y solo seis derrotas, unos números que únicamente logran superar Indiana y Oklahoma que cuentan con igual cantidad de victorias, pero con una pérdida menos.
Si Portland logra mantener el ritmo podría ser un año histórico en el Rose Garden, donde muchos ya sueñan con un anillo que hace unas semanas se veía como un auténtico imposible.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR