Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Los niños y el impacto de la hospitalización

María Luisa Avila [email protected] | Jueves 11 diciembre, 2014


En los hospitales trabajamos con la enfermedad, pero debemos hacerlo bajo la premisa de la salud, y la salud es bienestar


Tricotomía

Los niños y el impacto de la hospitalización


El proceso de hospitalización para recuperar la salud es una de las experiencias más estresantes para cualquier ser humano.
Cuando el protagonista central es un niño, la experiencia hospitalaria genera ansiedad, angustia, miedo, y quizás trauma psíquico.
El enfoque tradicional en la atención del niño hospitalizado se centraba en curar su enfermedad, sin preocuparse de los aspectos psicosomáticos.
Sin embargo, el concepto actual, más holístico, ha permitido que nos centremos en el bienestar emocional del paciente además de los procesos y procedimientos médicos usuales para la recuperación de la salud.
Hoy entendemos que la hospitalización tiene impacto en el desarrollo emocional ulterior del niño y podría favorecer actitudes negativas hacia los servicios de salud.
A medida que se identifican las necesidades del niño hospitalizado —muy diferentes de las de los adultos— se toma conciencia de la importancia de crear un ambiente pediátrico en el cual los pacientes puedan explorar, investigar, experimentar y expresarse.
Es así que los espacios se vuelven fundamentales. Como parte de este concepto centrado en las necesidades de los niños y las niñas, es que en el Servicio de Infectología del Hospital Nacional de Niños (HNN) en conjunto con la empresa Clorox Costa Rica hemos diseñado y desarrollado un jardín lúdico, donde los pacientes —cuando su condición lo permita— podrán desarrollar su creatividad, estimular su imaginación y disfrutar de un ambiente agradable que haga su estancia hospitalaria menos amenazante.
Permitirá además, realizar actividades con los padres de familia tendientes a reducir la tensión de la hospitalización y en muchos casos convertirse en un espacio donde los niños con estancias prolongadas puedan recibir la visita de sus hermanos menores de edad.
Al niño hospitalizado la vida le cambia abruptamente, el hospital pasa a ser su espacio vital y así debemos conceptualizarlo.
En los hospitales trabajamos con la enfermedad, pero debemos hacerlo bajo la premisa de la salud, y la salud es bienestar.
Agradecemos a Clorox Costa Rica, por apoyarnos y beneficiar al Servicio de Infectología del HNN con su programa de responsabilidad social empresarial. Mantenemos nuestro compromiso de brindar servicios con calidad, oportunidad y equidad. Los niños en nuestro hospital siempre están primero.

María Luisa Ávila