Foto 1
Con el euro barato, ir de vacaciones al Viejo Continente es más sencillo. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios