Los desafíos de la banca privada para 2016
La banca privada ve un panorama complicado para este 2016. Shutterstock/La República
Enviar

Transformar la forma de generar nuevos negocios que favorezcan a los costarricenses que desean un préstamo o mejorar sus inversiones en un entorno poco alentador es el principal desafío de la banca privada.
Tener las mismas oportunidades que tienen los bancos públicos de captar recursos en colones para así generar más competencia y favorecer a los consumidores en préstamos en moneda nacional, es otro objetivo.
Además, los bancos buscarán promover un seguro de depósito que dé confianza a los depositantes para mantener más recursos en las entidades privadas.
Todo esto es parte de lo que la banca privada plantea para mejorar sus accionares en este nuevo año.
Por otro lado, el Banco Central es poco alentador para los pronósticos.
A pesar de que indica una baja en el costo de la vida, disminuyendo su rango meta de inflación, pronostica que el crecimiento del crédito en el país bajará en los siguientes dos años y principalmente en moneda extranjera, la que mejor colocan los bancos privados.
Respecto al crecimiento del crédito al sector privado hay continuas reducciones tanto para 2016, como para 2017, con un crecimiento este año de apenas un 9,1% y de un 7,7%, respectivamente, mientras que el año pasado fue de 11,2%.
Para los préstamos en colones el crecimiento será mayor, con un 11% para este año y un 8,9% en 2017, mientras que cerró el año pasado en 9,2%.
En moneda extranjera —el crédito que más colocan los bancos privados— crecerá apenas un 6,5% este año, mientras que en 2015 fue de 14,1%.
A esto se le debe añadir la incertidumbre que existe entre los consumidores por las variables de crecimiento económico, tasas de interés y tipo de cambio, ya que, sin una respuesta al déficit, habría problemas en el corto plazo.

201601052117350.REC11.jpg

Ver comentarios