Enviar
Sábado 16 Abril, 2011

“Los bosques para las personas”

En muchas ocasiones hemos escuchado y debatido sobre la importancia que tienen los bosques para todos, pero la realidad es que la mayoría de nosotros no somos conscientes de la relevancia que estos tienen para la vida en el planeta y para nuestra existencia.
Debido a lo anterior, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) decidió declarar 2011 como el Año Internacional de los Bosques, cuyo objetivo primordial es llamar la atención de todos sobre la trascendencia que tiene el uso sostenible y adecuado de los bosques.
Según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cada año desaparecen más de 13 millones de hectáreas de bosques en todo el planeta, lo que equivale a la cuarta parte de la península Ibérica.
Por ello la declaratoria del Año Internacional de los Bosques pretende hacer un llamado de atención al mundo entero con el fin de aumentar los esfuerzos y hacer consciencia en la sociedad civil en general de lo esencial que es lograr un desarrollo sostenible del planeta, lo cual no solo traerá beneficios ambientales sino también económicos, culturales y sociales ya que con un ambiente sano podremos disfrutar de condiciones adecuadas para la subsistencia.
De igual manera, se procura hacer un llamado de atención sobre las grandes y ya conocidas causas de la degradación que ocasionan los factores de sobreexplotación y falta de planes de manejo adecuado de nuestros bosques. La creación de asentamientos humanos, carreteras, los incendios forestales, la tala ilegal y la contaminación atmosférica ocasionada por el hombre han socavado nuestras áreas boscosas generando consigo daños irreversibles para nuestros ecosistemas y el ambiente en general.
El Año Internacional de los Bosques hace un llamado urgente a la población en general, prueba de ello es su lema “Los bosques, para las personas”, el cual clarifica muy puntualmente el fin único y esencial de esta celebración, la cual resalta la responsabilidad que cada uno de nosotros tiene en la protección de nuestros bosques. Ser todos participes de las acciones que se tomen para mitigar los daños que directa o indirectamente hemos causado y reconocer que el desarrollo sostenible contribuye a un mundo mejor.
Cabe destacar también los beneficios que provienen de los bosques, entre los cuales podemos mencionar la madera, la obtención de fibras naturales, colorantes, resinas, esencias, productos cosméticos y de alimentación.
Son, además, los principios activos de la mayor parte de los fármacos y medicamentos que provienen de la naturaleza y serán la fuente principal de curas para enfermedades que aún no tienen un remedio conocido, esto por el valioso recurso de biodiversidad que encierra en sus profundidades.
Añadido a lo anterior los bosques ofrecen muchos servicios ambientales entre los cuales destacan: conservación de biodiversidad, suministro de productos maderables y no maderables, fijación de carbono, regulación de efectos climatológicos, protección del suelo contra la erosión, mantenimiento de cuencas hidrológicas, valores sociales, recursos turísticos y de entretenimiento sano, así como embellecimiento escénico, entre otros.
En fin, si nombráramos todas las bondades que la masa forestal genera no alcanzarían unas cuantas líneas para explicarlo. Sus aportes son cuantiosos y de gran valía, es por ello que actividades y celebraciones como estas son tan importantes debido a que posicionan en la población los múltiples beneficios que conlleva un uso responsable y sostenible de nuestros recursos boscosos. Esperemos que no solo durante un año o una fecha hagamos consciencia sobre estos temas sino que sean una forma de vida para todos por nuestro bienestar y el de las futuras generaciones.

Alfonso Barrantes
Director ejecutivo
Oficina Nacional Forestal