Logo La República

Sábado, 21 de septiembre de 2019



COLUMNISTAS


Los payasos más peligros están fuera de los circos

Alejandra Esquivel [email protected] | Viernes 16 agosto, 2019


Muchos niños pequeños les tienen miedo a los payasos. Yo les tengo miedo a los payasos que están fuera de los circos.

El secuestro de Costa Rica por parte de los sindicatos a lo largo del último año, me resulta no solo vergonzoso como país (hacia lo interno y hacia el mundo), sino inaceptable en función de la afectación que los paros causan a nivel económico y social, principalmente.

Todo escenario mínimo tiene 2 versiones. En el caso de las huelgas, el gobierno tendrá sus versiones/posiciones; los sindicatos tendrán su doctrina, su discurso público y los motivos que realmente los mueven (suelen ser del alcance de unos pocos en su más alta esfera); los que somos mayoría daremos lugar a nuestra percepción y/u opinión dependiente probablemente de cuánto leemos o escuchamos en los medios (a mi gusto la mayoría de ellos poco creíbles/ faltos de transparencia y sujetos del clientelismo (a los intereses de los que pagan)) o del acceso a información levemente más “privilegiada” a la que podamos tener acceso (los menos en nuestra sociedad).

Recurrentemente, en el último año, los sindicalistas han venido ganando por goleada. Leía un titular de alguno de los medios, a saber: “acuerdo pretende crear la República independiente de la CCSS, aseguran industriales” …Recojo dicho titular porque en mi opinión cabe extenderlo a “acuerdos del último año entre Gobierno y Sindicatos demuestran portillos abiertos para que sindicatos creen las Repúblicas independientes de sus representadas”.

Es natural que los lectores que forman parte de los gremios representados por los sindicatos, se sientan amenazados cuando alguien se revela (se deja ver) en contra de las formas y/o los contenidos que defienden sus sindicatos…En efecto ellos también tienen su versión en estas historias y generalmente se sienten defendidos, a pesar que en el fondo, en mi análisis, estas figuras solo defienden a unos pocos (los que están en las cúpulas son los que se llevan el trozo grande del pastel)…No obstante, más allá del rol del Gobierno y de los sindicatos, portero y delanteros en este juego, los grandes perdedores somos esa gran mayoría de los ciudadanos que vemos bloqueados nuestros más puros derechos llevados al límite: nuestros derechos incluso constitucionales.

Una de las responsabilidades del gobierno de turno (independientemente de su color o el nombre del partido que los llevó al Poder de la República que ocupan) es defender nuestra democracia y en ella, el bienestar de su mayoría. Sin afán de vivir ni en el pasado que ya fue ni en el futuro que no ha sido, pero consciente de que el poder actual de los sindicatos deriva del débil accionar de los gobiernos pasados y “preocupada” por un futuro poco alentador (“si por la víspera se saca el día”), es que hoy, en el presente, levanto mi mano públicamente para expresar que la debilidad del actual gobierno en esta materia (aunque no limitada a ella) es inaceptable de cara a velar por los derechos de la mayoría de los costarricenses.

Cuando trato de entender el contexto en que se dan estas negociaciones (consciente de que estar en la silla siempre agrega variables que suelen no verse desde afuera), me es inevitable pensar en hipótesis de esta “goleada”: 1) o el gobierno costarricense contrata pésimos directores técnicos (los peores asesores, patéticos negociadores) o 2) el gobierno costarricense no vela por el bienestar de la mayoría de su población, sino por la “prosperidad” de los pocos a los que le interesa tener felices.

Creo que un análisis serio debe emitirse desde el Poder Legislativo, previo a tomar decisiones sobre la objetividad con que plantearán el proyecto que entiendo regulará el accionar de los sindicatos y la dinámica de las huelgas en el país.

Señores representantes de los Poderes del Estado costarricense, no estamos hablando de una fiesta de niños de 5 años…Es el futuro del país lo que está en juego. La población costarricense está cansada de ver payasos fuera del circo y exigimos seriedad en la toma de decisiones en la que la mayoría les atribuyó la potestad de voto.







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.