Los Clinton aparecen por primera vez juntos a favor de Obama
Enviar
Senadora ha acudido a varios mítines en favor del candidato demócrata, pero su esposo se había mostrado más renuente
Los Clinton aparecen por primera vez juntos a favor de Obama

• Obama y McCain se verán las caras por última vez el miércoles, tres semanas antes de los comicios, en su tercer y definitivo debate

Washington - EFE
Bill y Hillary Clinton participaron ayer, por primera vez juntos, en un acto en favor del candidato demócrata, Barack Obama, en una señal de que la acritud de las primarias ha quedado atrás y en un momento en el que el tono de la campaña presidencial en Estados Unidos (EEUU) se endurece.
El ex presidente y su esposa, la principal rival de Obama en las primarias, presentaron ayer al candidato demócrata a la Vicepresidencia, Joe Biden, en un acto en Scranton (Pensilvania), donde está enterrado el padre de Hillary y de donde es originario el propio Biden.

"Vamos a luchar por el futuro y vamos a ganar", aseguró la ex aspirante a la Presidencia en el mitin, en uno de los Estados que más se disputan Obama y su contrincante republicano, John McCain.
En una admisión de lo disputado del voto en las zonas rurales de este Estado, Clinton agregó: "Barack y Joe no les están pidiendo (a los pobladores de esta región) la mano en matrimonio, les están pidiendo el voto en favor de ellos y de ustedes mismos".
Es la primera vez en que los Clinton han comparecido juntos para hacer campaña en favor de su antiguo rival. La senadora, que ha acudido a varios mítines en favor de Obama, participó junto a su colega en un acto en Unity (New Hampshire) en junio, pero su esposo se había mostrado más renuente.
Ante la cercanía de los comicios, que tendrán lugar el próximo 4 de noviembre, ambos han optado por guardarse cualquier resentimiento que aún pudieran albergar y sumarse sin reservas para lograr la elección de un presidente demócrata.
Tras su intervención en el mitin en Scranton, la pareja seguirá caminos separados, y mientras Hillary encabezará un acto para recaudar fondos en Filadelfia, su esposo participará en nuevos mítines esta semana en Virginia,Nevada y Ohio en los próximos días.
La participación de los Clinton se produce en un momento de particular crispación en la campaña electoral, después de que esta semana algunos partidarios de McCain se mostraron muy agresivos contra Obama en diversos mítines, lo que obligó al candidato republicano a defender a su rival.

El congresista demócrata John Lewis acusó el sábado a McCain de "sembrar las semillas del odio y la división" racial y de una posible incitación a la violencia ante el tono de su campaña, que esta semana acusó a Obama de "juntarse con terroristas" por su relación con William Ayers, miembro de un grupo violento en los años 60.
"Como figuras públicas con el poder para influir y convencer, el senador McCain y la gobernadora Palin están jugando con fuego, y si no tienen cuidado ese fuego nos va a quemar a todos", denunció.
McCain reaccionó con ira, y aseguró que las declaraciones de Lewis "se pasaron de la raya".
Obama y McCain se verán las caras por última vez el miércoles, tres semanas antes de los comicios, en su tercer y definitivo debate, en la Universidad Hofstra de Nueva York.
Ambos, mientras sus "números dos" participaban en mítines, dedicaron la jornada a preparar su debate, McCain en Virginia y Obama en Ohio.
El candidato demócrata se encuentra por encima en las encuestas y la página RealClearPolitics, que elabora una media de los principales sondeos, le otorga una ventaja de 7,3 puntos porcentuales, el 49,7 % frente al 42,4% de su rival republicano.
Los analistas atribuyen esta ventaja en buena parte al mal clima económico, que favorece al demócrata y perjudica al republicano.
Para hacer frente a esta situación, McCain propuso en el debate anterior, el último martes, un plan para que el Gobierno adquiera y rebaje el valor de las hipotecas de los propietarios con dificultades para pagarlas.
Los asesores del candidato republicano indicaron hoy que McCain considera anunciar un nuevo plan económico de gran alcance para hacer frente a la actual crisis financiera.
En declaraciones a la cadena CBS, el senador Lindsey Graham, de Carolina del Sur, afirmó que el plan que se plantea McCain considera que "ha llegado el momento de rebajar los tipos impositivos a los inversores, rebajar los impuestos a la plusvalía, a los dividendos", y asegurar así que se da un espaldarazo a la economía.
"Será un proyecto muy amplio para despertar la economía, para permitir que se cree capital más fácilmente rebajando los impuestos", aseguró el senador.

Ver comentarios