Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Londinenses

Luis Fernado Rojas [email protected] | Miércoles 01 agosto, 2012



Londinenses

Calles vacías

Pues sí, una cosa es lo que decían y otra lo que sucede, y lo cierto es que la fiesta olímpica en Londres se sitúa en el parque olímpico, porque en el centro de la capital británica los comerciantes lloran, porque más bien cayeron sus ventas. Lo cierto es que ni hoteleros ni operadores de agencias de viajes están contentos, y dicen que están saliendo perjudicados.

De nada valió

Una hora completa duró la esgrimista Shin Lam, de Corea del Sur sentada, llorando a ratos, en señal de protesta debido a que ella y su delegación alegaban que su combate contra una alemana estaba terminado, con la victoria de Lam. Entonces la germana recibió un segundo más en el marcador, que aprovechó para hacer el tocado decisivo y vencer por 6-5. La federación no les dio la razón a los coreanos y la llorada de Lam fue en vano.

Cobro simbólico

Para los malpensados que creían que la actuación del ex Beatle Paul McCartney en la inauguración de los Juegos costó millones, la realidad es que la organización solo tuvo que pagarle poco más de un dólar y medio ($1,56), en forma simbólica y para cerrar el contrato, al igual que a otras estrellas como Mike Oldfield, Dizzee Rascal o Emeli Sande. Claro, para qué plata si te están viendo millones de personas.

Madre agradecida

Madre solo hay una, aquí y en Tailandia, sino que lo diga Amornat Sirikaew madre de Pinsiri, que ayer se convirtió en la primera deportista de Tailandia que gana una medalla olímpica en Londres, en este caso en halterofilia. Ella prometió que vestirá durante nueve días el hábito de monja budista para agradecer el éxito de su hija.

Fuente: EFE