Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Logran acuerdo en Europa ante crisis

| Sábado 04 agosto, 2012



Logran acuerdo en Europa ante crisis

Luego de dos años y medio de administración de la crisis y falsos comienzos, comienza a surgir un acuerdo entre los banqueros centrales y los políticos europeos respecto de cómo calmar los mercados de bonos y poner fin al caos de la deuda que amenaza la supervivencia del euro.
El Banco Central Europeo esbozó el jueves su parte del acuerdo al ofrecer la compra de bonos de Italia y España en el mercado si el fondo de rescate de los gobiernos de la zona del euro hace compras directamente a los tesoros de ambos países y los compromete a condiciones muy estrictas.
El presidente del BCE, Mario Draghi, sólo permitió vislumbrar la nueva estrategia, y pasarán semanas o meses para que se concreten las intervenciones debido a que será necesario superar una serie de obstáculos antes de que Europa pueda decir que se encuentra en vías de salir de la crisis que emergió en Grecia a fines de 2009.
Los inversores que buscan una solución rápida hicieron declinar el euro, las acciones europeas y los bonos de los países en riesgo.
“Si todos los anuncios se convierten en medidas concretas, se estaría cerca del firme abordaje que los mercados buscan”, dijo Charles Diebel, jefe de estrategia de mercado de Lloyds Banking Group Plc en Londres. “La decepción del mercado no constituye una sorpresa en este contexto, pero podríamos descubrir que esto sentará las bases del gran plan en las próximas semanas”.
‘Guía’ de Draghi El euro trepó a $1,2405 tras el anuncio inicial del BCE, y volvió a caer cuando Draghi advirtió que “no se trató de una decisión sino de una guía”.
La diferencia de rendimiento entre los bonos italianos a 10 años y los bunds alemanes de similar vencimiento se redujo siete puntos básicos, a 502 puntos básicos, luego de aumentar 54 puntos básicos. La diferencia de rendimiento de España en relación con los bunds creció siete puntos básicos, a 600 puntos básicos.
En las salas de operaciones, los escépticos recordaron el fracaso de las autoridades europeas en lo relativo a cumplir anteriores promesas de combatir la crisis, ya sea mediante la restricción del uso de los 440.000 millones de euros ($535.000 millones) originales del fondo de rescate o con la imposición de una reestructuración de la deuda griega luego de asegurar que no se lo haría.
“El elemento contundente pasa por las promesas implícitas de Draghi, que no se han concretado”, dijo Marc Ostwald, un estratega de Monument Securities Ltd. en Londres. “Los mercados dicen que no son más que palabras, que no hay nada concreto”.
Lo que es diferente ahora es que los dos países que están entre la espada y la pared, Italia y España, representan el 28% de la economía de $12 billones y que tienen nuevos gobernantes que han impuesto medidas de reducción del déficit a pesar de la creciente oposición interna.
Draghi opera ahora en un contexto político diferente. Berlusconi se ha ido, y lo ha reemplazado el independiente Mario Monti, que se encuentra en proceso de instrumentar reducciones del gasto de 26.000 millones de euros. En España, el primer ministro Mariano Rajoy ha dispuesto tres rondas de austeridad desde que entró en funciones en diciembre.