Enviar
Lobo dice que Zelaya ya es “el pasado”
Presidente depuesto de Honduras no se rinde

Tegucigalpa
EFE

Porfirio Lobo, virtual presidente electo de Honduras, afirmó ayer que Manuel Zelaya ya es parte del pasado y que buscará una relación cordial con otros países, mientras que el gobernante derrocado aseguró que no se rinde, pero tampoco aceptará su restitución para “legitimar el fraude electoral”.
“Zelaya ya..., ya estuvo”, dijo Lobo a los periodistas al considerar que el presidente depuesto ya forma parte del pasado y recordar que aceptó con su firma del Acuerdo de Tegucigalpa-San José que el Congreso determine su futuro el próximo 2 de diciembre. El virtual presidente hondureño, que debe asumir el poder a partir del 27 de enero, manifestó que ahora va a “buscar una relación muy cordial y muy fraterna con todas las naciones”, a las que pedirá que “vean la realidad” de la situación hondureña.
También pidió a la comunidad internacional que vea la “realidad” de su país y no siga “castigando” a su pueblo, al subrayar que los comicios “no tienen nada que ver” con el golpe de Estado del 28 de junio contra Zelaya, quien desde el 21 de septiembre pasado permanece en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa.
Agregó que la comunidad internacional debe ver el proceso de las elecciones que se celebraron el domingo en Honduras y no seguir “castigando a un pueblo que ha ido a las urnas, a un pueblo que tiene un proceso cada cuatro años”.
Gran parte de la comunidad internacional ha dado la espalda a los comicios por considerar que se desarrollaron en un marco de ruptura del orden constitucional, y sin la presencia del legítimo presidente en el poder, derrocado en un golpe el pasado 28 de junio, que abrió una crisis que se prolonga ya hasta la actualidad.
Zelaya, quien desde octubre pasado dijo que no reconocería las elecciones del domingo, indicó a Radio Globo que aunque le quieran humillar quienes le dieron el golpe de Estado no piensa rendirse.
“No me rindo aunque me tengan amenazado, aunque me quieran humillar, porque estoy defendiendo una causa (...), es la causa del pueblo de Honduras”, señaló el derrocado presidente.
Dijo, además, que aceptar ahora su restitución en la Presidencia supondría legalizar las elecciones generales del domingo e insistió en que la abstención supera el 60%.
“Ni restitución para legitimar el golpe ni para avalarles un proceso que está totalmente viciado de nulidad”, subrayó Zelaya tras las elecciones generales que tuvieron lugar el domingo, sin el respaldo mayoritario de la comunidad internacional y que dieron el triunfo virtual al opositor Porfirio Lobo.
Según el segundo informe oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE), difundido ayer, Lobo mantiene una ventaja de 16,62 puntos sobre el oficialista Elvin Santos, cuando se ha escrutado el 66,31% de las urnas.
Lobo, del Partido Nacional, alcanza el 52,34% de 1.790.223 votos escrutados, frente al 35,72% de Santos, del Partido Liberal, según datos divulgados por el TSE.
Las autoridades electorales siguen situando la participación en alrededor del 61%, pero una fuente del TSE explicó a Efe que, tras un proceso de verificación, podría bajar a entre 57 y 58% con respecto al padrón, de 4,6 millones de ciudadanos.
Lobo reiteró ayer que lo antes posible comenzará a reunirse con representantes de todos los sectores para abrir un gran diálogo, lo que fue rechazado por el Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado, que exige la restitución de Zelaya en su puesto.
“Nosotros seguimos rechazando cualquier diálogo con los golpistas”, dijo en rueda de prensa el ex candidato presidencial Carlos Reyes, que no se presentó a los comicios, en la sede del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Similares (STIBYS).
Lobo propone un diálogo nacional “abierto, amplio, sin descartar a nadie”.
“De diálogos ya estamos hasta la coronilla. Para qué andar en tanto diálogo si con esos diálogos hemos perdido cinco meses y no hemos resuelto absolutamente nada”, dijo Reyes, en alusión a los procesos de negociación abiertos para solucionar la crisis.
Hugo Llorens, embajador de Estados Unidos en Honduras, por su parte, dijo que su país felicita a Lobo por el triunfo obtenido en las elecciones presidenciales y precisó que trabajará muy de cerca con el líder político hondureño.
“Es muy importante que vengan buenas señales de Honduras hacia el mundo y del mundo hacia Honduras”, expresó Llorens, quien considera que Lobo obtuvo una “victoria contundente” en un proceso electoral que “fue libre y transparente”.


Arias aboga por reconocimiento de elecciones

Carlos J. Mora y agencias
[email protected]

El presidente de Costa Rica, Oscar Arias continúa abogando por el reconocimiento de las elecciones presidenciales en Honduras – el domingo anterior- por parte de la comunidad internacional.
El mandatario quien ayer participó en la XIX Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de gobierno en Portugal aseguró que de no ser así, se estaría condenando a ese país a convertirse en “una especie de Albania o Myanmar centroamericano”.
El mandatario adujo además que Honduras es el segundo país más pobre de América Latina. “Durante muchos años padeció la guerra, en 1998 fue devastado literalmente por el huracán Mitch y ahora no se merece otro huracán Mitch político”, enfatizó Arias, quien medió en la crisis de Honduras.
Ver comentarios