Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Lo que Natura non da, Salamanca non presta

Humberto Pacheco [email protected] | Martes 03 noviembre, 2015


Hay que desmantelar RECOPE y seguir con todas las instituciones que hieden, de éstas primordialmente el ICE

Trotando Mundos

Lo que Natura non da, Salamanca non presta


Una visita- 40 años muy tarde- a una de las ciudades que mas nos ha gustado en el mundo, tuvo el efecto maravilloso de refrescarnos el compartimento filosófico del cerebro, al igual probablemente, como lo hace con los miles de estudiantes que la habitan. Salamanca, cuidad universitaria por excelencia, es un festival para los sentidos.
Durante la estadía pensamos- como lo hacemos frecuentemente- en el estado de capitis diminutio de los ticos que, unido a su inercia, ha permitido que por varias décadas los exploten y les queden debiendo sus gobernantes en el cumplimiento de sus deberes sagrados para con la patria.
Y con esto, les han reducido la calidad de vida que merecen en beneficio de ciertas castas privilegiadas de empleados públicos.
Un sencillo evento nos impactó y nos causó malestar. "Soy ecológico. Propulsado por gas natural" leía un rotulo sobre un moderno y limpio bus. Y los nuestros porque no? Desde la Administración Figueres Olsen se intentó traerlos al país, pero como muchas cosas en este enredado huerto, una mano misteriosa lo impidió.
RECOPE, que absolutamente nada productivo ha hecho por Costa Rica en su historia, en vez de haber explotado nuestro gas natural hace años, se plegó a los alaridos de unos fanáticos ambientalistas que impresionaron a gobiernos muy ralitos, y se opusieron a sacarlo, lo mismo que al petróleo.
País millonario que somos, seguimos trasladando a países extranjeros que "se benefician de la idiotez de los ticos", una factura energética paralizante, con tal de no disturbar el ocio de RECOPE, mientras esta rémora nos carcome.
Lo mismo con el petróleo. Mejor costear a un exorbitante precio, una Refinadora que requiere petróleo extranjero para operar, manteniendo los vínculos fuera del país con sus tentáculos en los chorizos indetectables, que explotar nuestro petróleo localmente bajo cánones mucho mayores de transparencia, protocolos ambientales de sobra probados y enormes beneficios.
Esto sin siquiera entrar en la pobreza y suciedad de nuestros buses de “servicio” público que, encadenados a este proceso, podrían ser de primer mundo pero de servicio tienen muy poco.
La cereza de la corona se la lleva Obregón, apoderando a los sindicatos en la administración del ICE sin ley que lo contemple, en la figura de un troglodita ignorante y sedicioso.
Hay que desmantelar RECOPE y seguir con todas las instituciones que hieden, de éstas primordialmente el ICE. Y sacar de ahí a un par de amantes que tienen controlados los entes “raros” que manejan dinero opaco en la institución.
Los buenos empleados pueden seguir trabajando en el Sector Productivo privado y los explotadores, a buscar a quien más engañar.
No, a pesar de muchas solicitudes, no voy a referirme al viaje que proyecta el Presidente a Cuba.  Eso de ir “a buscar inversiones” en la fracasada economía de los dictadores Castro, por el momento me lo aguanto. Mi madre me enseñó a que nunca opinara cuando estaba furioso.

Humberto Pacheco A., M.C.L
[email protected]