Foto 1
Enviar

Lo que la Fed da, también puede quitarlo

Quienes apuestan a un alza del oro descubrieron la semana pasada que lo que la Reserva Federal da, también lo puede quitar.
Las firmas administradoras de dinero aumentaron sus posiciones largas netas en el metal en mayor proporción desde el mes pasado luego de que el banco central decidiera el 17 de septiembre mantener las tasas de interés de los Estados Unidos en bajos niveles récord.
Una semana después, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo que las autoridades siguen en camino a aumentar los costos crediticios este año.
Los futuros de oro, que se encontraban en el nivel más bajo en cinco años, experimentaron el viernes la mayor caída en dos semanas en tanto las declaraciones de Yellen y un informe que mostraba un crecimiento de los Estados Unidos más rápido que el esperado impulsaron las perspectivas del primer endurecimiento del banco desde 2006.
Las tasas más altas reducen el atractivo del metal porque éste no paga intereses. Citigroup Inc. dijo que una mayor debilidad del oro era algo que la decisión de septiembre de la Fed había “postergado más que evitado”, sobre todo en momentos en que un dólar fuerte reduce el valor de tener el metal.
“Los ingredientes necesarios para una receta de precios del oro más altos no existen en la actualidad”, dijo Walter “Bucky” Hellwig, que contribuye a la administración de $17 mil millones como vicepresidente de BB&T Wealth Management en Birmingham, Alabama.
“La declaración de Yellen de que es probable que suban las tasas para fin de año implica un dólar más fuerte, lo cual no es favorable para el oro”.
Las posiciones largas netas llegaron a más del triple, a 21.525 contratos de opciones y futuros de oro, en la semana hasta el 22 de septiembre, según datos que la Comisión de Comercio en Futuros sobre Mercancía de los Estados Unidos, CFTC por la sigla en inglés, dio a conocer tres días después.
Cuando el banco central estadounidense no modificó las tasas, las autoridades mencionaron la inquietud respecto de la tensión en los mercados financieros e indicios de un debilitamiento de la economía china podrían desacelerar el crecimiento y alejar a la Fed de su objetivo de inflación.
Yellen dijo en un discurso del 24 de septiembre que las razones del comportamiento de la inflación son transitorias y que disminuirán a medida que se desvanezcan los efectos de los precios de la energía y las importaciones.
La tensión que mencionó la Fed como argumento para mantener las tasas podría favorecer al oro, al que suele considerarse un activo de refugio, en momentos en que inversores y bancos centrales siguen acumulando.
Al 24 de septiembre, la tenencia en fondos que cotizan en bolsa con garantía de oro aumentaron 5,9 toneladas desde la decisión de la Fed.
China incrementó sus importaciones de Hong Kong el mes pasado, en tanto la sorpresiva devaluación de la moneda del país y el crecimiento de los inventarios antes de la mayor temporada de consumo impulsaban la compra.
Los bancos centrales de Rusia, Kazajistán y Bielorrusia acrecentaron las reservas

Bloomberg


 

Ver comentarios