Enviar
Sábado 17 Noviembre, 2012

¿Por qué dejarles a los políticos la tarea de cambiar Costa Rica? Nosotros mismos podemos promover cambios


Lo que Costa Rica necesita

Luego de varias encuestas publicadas en los últimos días con respecto a los precandidatos presidenciales, puedo ver el evidente descontento de los costarricenses con respecto a la política, incluso una encuesta muestra cómo cae la satisfacción de los ticos con respecto a la democracia.
Creo que la razón principal se centra en que los ticos ya no creen en la política debido a los frecuentes casos de corrupción y la casi nula respuesta ante los problemas nacionales. Sobre esto, no quiero decir que no tengan cierto grado de razón, ya que yo misma me he sentido un poco desmotivada con respecto a la política nacional, pero ante esto me pregunto ¿es culpa de la política o es culpa de nosotros?, creo que la culpa es compartida.
Debemos hacer conciencia sobre nuestro grado de participación para solucionar los problemas que se nos presentan hoy.
Quién no desearía tener un amigo en la clínica que nos dé una cita más rápido o un conocido en migración que me ayudara con los trámites, es parte de la mentalidad del tico, que incluso puede llegar a un punto en que estamos dispuestos a “darle algo” al tráfico para que no nos haga una multa. Con qué carácter moral podemos exigirle a los políticos honestidad si nosotros mismos no actuamos correctamente (debo aclarar que en ningún momento comparto los actos de corrupción a nivel micro ni macro). Les decimos ladrones, pero no falta quien diga “si va robar, hágalo bien”. Debemos hacer conciencia de nuestro papel en los problemas nacionales. Es muy fácil criticar cuando estamos simplemente como espectadores.
La semana pasada en mi universidad se llevaron a cabo las elecciones de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR), el abstencionismo llego a un 75%, lo que demuestra que los estudiantes no tienen ni interés en votar ni mucho menos en lo que haga la FEUCR, cuando la misma administra millones de colones que provienen de la matrícula de los mismos estudiantes, a esa gente que no vota le digo: ¡Si no vota después no se queje! , cómo podemos exigir beneficios y soluciones si ni siquiera nos enteramos quién ocupa los puestos de representación o nos tomamos la molestia de empaparnos un poco del proceso electoral. Lo anterior lo podemos aplicar directamente a nivel nacional, ojalá todos nos informáramos y leyéramos los planes de gobierno de cada uno de los partidos políticos para ejercer el voto.
Puedo contar con los dedos de mano las personas que me han contado que se involucran en proyectos de su propia comunidad, puede parecer tonto pensar que una persona puede cambiar el mundo, pero yo creo que sí es posible, si empezamos desde las comunidades poco a poco podemos llegar a lograr grandes cosas.
Personalmente no apoyo al expresidente José María Figueres pero me parecen muy acertados sus comentarios de que no se necesita estar en la silla presidencial para cambiar al país, ya vimos que ni siendo presidenta la señora Laura Chinchilla ha logrado grandes cosas, entonces ¿por qué dejarle a los políticos la tarea de cambiar Costa Rica? Nosotros mismos podemos promover cambios, lo que Costa Rica necesita son personas activas, sin importar colores políticos, que trabajen en proyectos concretos, lo que Costa Rica necesita es que nos pongamos la camiseta tica y empecemos a trabajar por un mejor país.

Rebeca Sandí Salvatierra
Estudiante de Derecho UCR