Llegó la muerte de la Telesecundaria
Enviar

Llegó la muerte de la Telesecundaria

201310081101381.telesecundaria.jpg
Más de mil estudiantes de zonas alejadas están en proceso de cambiar el viejo sistema de Telesecundaria, con el cual aprendían idiomas y otras materias a través de un televisor, para pasar a recibir lecciones en liceos rurales.

La Telesecundaria deberá morir por completo este año. Esta idea fue traída de México en los años 90, por lo que se utilizaban videos desactualizados y de profesores mexicanos hasta noveno año.

Dotar a los colegios de equipo tecnológico adecuado como redes de Internet y computadoras podría darle un nuevo respiro al sistema de educación rural.

La Telesecundaria permitía ofrecer clases a los estudiantes de zonas rurales donde no había suficientes profesores, a través de videos impartían clases de materias como ciencias o inglés, en los casos que el colegio no contara con docentes en esas materias.

Uno de los problemas que trajeron la muerte a este sistema es que solo llegan hasta noveno grado, pues la idea inicial era que los jóvenes buscaran colegios técnicos para continuar sus estudios.

Sin embargo; en la mayoría de zonas alejadas no cuentan con esta opción por lo que condenaban a los estudiantes a llegar hasta ese grado académico.

Otro de los problemas es que en la mayoría de las Telesecundarias no tienen ni siquiera una computadora para dar las lecciones.

Por esta razón el Ministerio empezó un cambio hacia liceos rurales donde se dio más presupuesto para contratar docentes, así como contar con director y con programas curriculares más amplios.

Las Telesecundarias ofrecen servicios a unos 1.300 estudiantes en el país, especialmente en áreas como Valverde Vega, Osa, La Cruz, Orotina, Sarapiquí y San Ramón.

En la actualidad la mayoría de los centros ya cambiaron a la nueva figura de liceos y el MEP espera que los restantes lo hagan para inicios del próximo curso lectivo, aunque no tienen el número exacto.

En el país existen al menos 90 Telesecundarias según datos del Estado de la Educación de 2013, pese a que el Ministerio insiste que pocos trabajan con este sistema.

En promedio cada clase tenía cerca de 40 jóvenes, al menos tres docentes que daban las clases de conocimiento y no contaban con director.

En los años 90 recibir clases a través de un televisor vislumbraba como la solución al faltante de docentes en áreas alejadas o en materias que cuentan con pocos profesionales preparados.

Sin embargo; la telesecundaria nació muerta pues en la mayoría de los casos los centros ni siquiera contaban con el equipo mínimo.

Angie Calvo
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios