Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Línea de cuatro de la Liga es de cristal

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 05 diciembre, 2018

José Miguel Cubero podría regresar a la defensa. Facebook Alajuelense/La República

Si estadísticamente hay algo fácil que le resulta al Alajuelense, es meter mínimo un gol por partido, y es todo lo que requiere para pasar a la final ante Saprissa.

¡Claro! Necesita que el rival, en este caso Herediano se quede en cero, menuda tarea.

Escribo de memoria y me parece que la Liga, desde que asumió Luis Diego Arnáez como técnico al final de la temporada pasada, de unas 30 presentaciones, solo en una o dos se ha quedado en cero. En mucho y por eso, se puso de moda su tridente ofensivo con los dos Jonathan y Rojas para este Apertura.

Gracias a la anotación de Maalique Foster, en el juego de ida de la final de la segunda fase del Apertura frente al Team, el León perdió 2-1 y si doblega a las huestes de Jafet Soto 1-0, pasa a la final. Las estadísticas entonces, se presentan abrumadoras en el sentido de que, sobre todo en la Catedral, a los anfitriones se les hace fácil mover las redes del enemigo, pero la bronca se presenta en el otro lado de la cancha.

El cuerpo técnico del Alajuelense se ha visto favorecido con el resurgimiento de Patrick Pemberton en la portería, que vive sus mejores momentos después de Rusia 18.

Nosotros —y en esta Nota lo escribimos en su momento—, señalamos al portero manudo y a la zona central defensiva, como el punto más flojo en la estructura de la formación. Don Patrick nos calló la boca y como manudo se lo agradecemos.

Pero, en los dos juegos contra San Carlos y en la ida frente al Team, esa línea de cuatro del León se ha roto fácilmente, lo que presagia que en la vuelta, puede que a la Liga no le alcance con meter su “acostumbrado” gol, porque se le dificulta mucho mantener su propio marco en cero.

Y por ahí pinta el juego de vuelta y de eso se sostiene Jafet Soto, para mantenerse optimista a pesar de que sus pupilos, no mataron ni al Monstruo, ni al León cuando los tuvieron en la mira y con la escopeta al hombro.

Herediano no liquidó al Saprissa en el juego de ida, cuando pudo meterle cuatro o cinco “pepinos” fácilmente. En la vuelta, el Team jugó 120 minutos sin hacer un gol y se fueron a penales.

Entonces, el próximo domingo, tan probable ese 1-0 que da vida a la Liga, pero igual un 0-0 o 1-1 son resultados normales, que les darían el pasaporte a los rojiamarillos.

[email protected]