Logo La República

Viernes, 25 de septiembre de 2020



COLUMNISTAS


Lincoln Women: mujeres feroces en contra de Trump

Marilyn Batista Márquez [email protected] | Miércoles 02 septiembre, 2020


“Después de cuatro años de misoginia flagrante, disturbios civiles y liderazgo fallido del presidente Trump, hoy The Lincoln Project continúa nuestra cruzada para abolir sus posibilidades de reelección al anunciar la primera ola de mujeres feroces para liderar nuestra coalición de Mujeres Lincoln”.

Este enunciado abre la página digital de Lincoln Women, el ala femenina de The Lincoln Project, organización conformada por militantes y ex militantes influyentes del partido Republicano de los Estados Unidos de América, que están en contra de la relección del Presidente Donald Trump.

El objetivo principal –radical y controversial– de Lincoln Women, es que en las próximas elecciones de este país, los Republicanos no voten por ellos mismos, sino por su histórico rival, el Partido Demócrata, apoyando al candidato a la Presidencia Joe Biden, y a Kamala Harris como vicepresidenta.

El nombre del grupo se inspiró en el ex presidente republicano Abraham Lincoln, que lideró a Estados Unidos durante la guerra civil, y en paralelo, fortaleció el gobierno federal, abolió la esclavitud, unificó la nación y modernizó la economía, atributos que en su mayoría son contradictorios al gobierno de Trump. Coincide la creación de Lincoln Women, el 24 de agosto, con el inicio de la Convención Nacional Republicana de cuatro días de duración, en la que el llamado “Hombre naranja”, acepta formalmente la candidatura presidencial.

Este grupo de mujeres, con amplio conocimiento y experiencia en política, muchas de ellas comunicadoras y politólogas, que gozan de alto perfil público, dejaron a un lado el “Grand Old Party” y el enfoque de defensa del conservadurismo, con sus doctrinas, opiniones y posiciones de derecha, para dirigir esfuerzos en sacar a Trump de la Casa Blanca.

Aunque es extenso el listado, no puedo dejar de mencionar los nombres y cargos de algunas de las prominentes mujeres de ideología y militancia republicada que forman parte de Lincoln Women. Estas son: Jennifer Horn, presidenta del Partido Republicano de New Hampshire, Susan Del Percio, estratega republicana y analista política, Cathy Blaney, CEO de CBlaney Group, ex recaudadora de fondos para el gobernador George E. Pataki y del presidente George W. Bush, Jane Calderwood, ex jefa de personal de la senadora estadounidense Olympia Snowe; Sally Canfield, jefa de personal adjunta del senador Marco Rubio de Florida y asesora de política nacional para Bush, Jerushah Duford, evangelista y escritora, Beth Fukumoto, ex líder republicana de la Cámara de Representantes de Hawái, Mollie Fullington, fundadora de Mulberry Street Strategies y exsecretaria de prensa del gobernador de Nueva York; Jennifer Waisath Harris, estratega de asuntos públicos, exdirectora de comunicaciones, portavoz y directora política de los funcionarios electos y designados del Partido Republicano, Ariel Hill-Davis, fundadora y directora de políticas de Mujeres Republicanas para el Progreso (RWFP), Stephanie McGann Jantzen, estratega republicano, asesora política, Jennifer Lim , cofundadora y directora ejecutiva de Republican Women for Progress, Tara Setmayer, Comentarista política de CNN, colaboradora de ABC News y ex directora de comunicaciones del Partido Republicano en Capitol Hill; Rina Shah, asesora política, comentarista y fundadora de Republican Women for Biden y Robin Shaw, ex legisladora republicana, miembro del comité de distrito republicano, presidenta de educación de la Federación de Mujeres Republicanas de Scottsdale-Arizona.

Para combatir a este grupo de “super poderosas republicanas”, Trump ha buscado el apoyo de toda fémina, conocida o por conocer, miembro o casi miembro de su familia, desde la ex embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley y la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, hasta su esposa Melania Knauss, sus hijas Tiffany e Ivanka, y –la presentada como– “¡la novia de su hijo!”, Kimberly Guilfoyle,

Pero no importa a cuántas Trump intente convencer para que hablen bien de él y de su gobierno, esperamos que este grupo, unidas a muchas otras feroces, hagan la mejor labor y esfuerzo para que el hombre que se considera estrella, y por lo tanto puede –en sus palabras– “hacer cualquier cosa a las mujeres”, salga de la presidencia de los Estados Unidos. Como dijo Susan Del Percio, refiriéndose al gobierno del susodicho, “Los últimos cuatro años han sido agotadores para las mujeres”.



NOTAS ANTERIORES


Rumbo al abismo

Viernes 25 septiembre, 2020

Se establece un impuesto al débito bancario. Dicen los expertos que en Europa y en América Latina ha sido usado. Se reservan para sí las consecuencias de ese im

WeChat: el nuevo objetivo de Trump

Jueves 24 septiembre, 2020

Resuelta, en apariencia, la batalla por TikTok, Trump se enfila contra WeChat, sin embargo, un juez se ha interpuesto en su camino.

Den al Estado lo que es del Estado…

Jueves 24 septiembre, 2020

Con micrófono en mano, acompañado de un camarógrafo y varios metiches con celulares inteligentes listos para grabar la respuesta, el periodista conocido...







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.