Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Limón, ¿novela de terror?

Mónica Araya [email protected] | Martes 24 mayo, 2011



Limón, ¿novela de terror?


La semana pasada, a pesar de que acontecimientos importantes en varios ámbitos se dieron con relación a Limón, muchos pasaron inadvertidos por el resto de la población costarricense. Una historia que desgraciadamente ya es tan constante que parece perder relevancia en los medios de comunicación y la población en general.
Voy a mencionar solo algunos de los acontecimientos:
• Múltiples muertes por violencia familiar, ajusticiamiento por drogas y accidentes de tránsito.
• Se rompe el diálogo, nuevamente, entre el Gobierno y el sindicato.
• Comisión de concesiones en la Asamblea Legislativa declara “No más concesiones”.
• Los sindicatos amenazan con ir a huelga si no se hace lo que ellos piden.
Estos son solo cuatro temas, los cuales dicen mucho de lo que podría seguir aconteciendo con la provincia de Limón, que además serán parte integral de la competitividad de nuestras exportaciones.
La semana pasada, luego de las declaraciones de los sindicatos, varios diputados nos llamaron para preguntarnos nuestro pensar, y desgraciadamente puedo decir que por un momento perdí la cordura. ¡Y eso que yo no vivo en Limón! Pero al escuchar frases como: ¡Pobrecitos los del sindicato que van a perder sus empleos! O como: ¡¡Es que los empresarios han usado muchos años el puerto y no hacen nada por Limón!!
¡¡¡Señores!!! ¡Seamos realistas! ¡Eso es como decir que ya no exportemos y nos dediquemos al mercado local! ¿Ustedes realmente creen que el puerto es la solución de generación de empleo de Limón, sin hacer inversión en carreteras, infraestructura de trenes, carreteras, telecomunicaciones y educación? Ese es el problema. Querer que el Estado sea el único generador de empleo. Mientras los limonenses sigan pensando así y no atraigan la inversión nacional y extranjera con condiciones de competencia, Limón seguirá siendo un puerto sin esperanza, cada vez más una colonia de los hampones y narcotraficantes.
Quiero recordar un par de datos importantes:
• El año pasado se perdieron mucho más que 3 mil empleos solo en el sector agrícola por razones de tipo de cambio. Es más del 300% de los empleos que deberá movilizar o reubicar Japdeva para poder hacer eficiente la operación del puerto. Esto sin hablar de turismo, agroindustria y otros.
• 330 empresas del sector comercio exterior, desaparecieron el año pasado. Por varias razones. En su mayoría por falta de competitividad.
• ¿Cuántos de ustedes saben que toda importación y exportación que pasa por Limón paga un impuesto específico del 15% sobre la tarifa para “invertir” en las mejoras de la provincia?
• Yo quiero saber cuántos puertos en el mundo tienen ese impuesto, además del costarricense. ¡¡¡Mencionen al menos uno!!!
• ¡Calculen el 15%! ¿Durante cuantos años?¿Han visto ustedes esas mejoras?
• ¿Ha mejorado la infraestructura en Limón?¿Ha mejorado la competitividad?
Mientras tanto, no había inversión alguna en Limón y el sector comercio exterior pagaba la factura del uso de un servicio público, más su impuesto respectivo; los diferentes gobiernos seguían sedientos ante las exigencias de los sindicatos para que no cerraran el único puerto al Atlántico y obviamente los empresarios también presionaron en su momento para no verse perjudicados aún más con esos cierres.
La provincia de Limón seguirá así, pero si se continúa pensando que el puerto es el único generador de empleo y desarrollo, sea este público o privado, concesionado, por leasing u operado por el Estado; si el puerto realmente va a ser modernizado con nuevos equipos y grúas, no va a poder tener mas de 500 empleados.
Por el momento la propuesta de Gobierno es modernizar cuanto antes, mediante un leasing de equipos, operación y mantenimiento. Viéndolo, prácticamente es la única opción que tiene para poder hacer algo en este año. Solución que nadie duda que es urgente.
¿Qué otras opciones tiene? Por concesión, después de las respuestas de la comisión respectiva en asamblea, por supuesto que no. Por crédito bancario del Estado, también tendría que pasar por la Asamblea Legislativa, o sea otro año, ¡como mínimo!
Conclusión, o el Gobierno ejecuta su propuesta actual de modernizar el puerto mediante un leasing y el sindicato se ajusta a la movilidad y reubicación, o el puerto seguirá siendo un proyecto más. Los sindicatos se irán a huelga y el pueblo costarricense tendrá en sus manos la posibilidad de apoyarlos o desprestigiarlos aún más. Al final las soluciones no son muchas y nadie ha planteado más opciones sensatas, ¡solo peros o nos!
Solo les reitero, el puerto es un servicio público, no es solo de Limón o de los sindicatos. Esa infraestructura la hemos pagado todos con tarifas e impuestos. Espero sinceramente que logren volver al diálogo, pero con resultados concretos, por el bien de Costa Rica, incluyendo esta vez un proyecto de generación de empleo y no solo basado en la operación del puerto.

Mónica Araya
Presidente Cadexco